Canción para el 25 de Noviembre de 2015: Dónde se habrá metido esta mujer, por Javier Krahe

Para conmemorar el 25 de noviembre, este año elegimos ‘Dónde se habrá metido esta mujer’, una estupenda canción con música de Alberto Pérez y letra del genial Javier Krahe, recientemente fallecido.

Esta canción siempre me ha recordado una cosa que me decía mi madre cuando era pequeña: “Hija, estudia que no tengas que aguantar a ningún imbécil”. Pues bien, la mujer de esta historia ya ha dejado de aguantar a uno de ellos.

En cualquier caso, hay que prestar mucha atención a las violencias patriarcales, algunas no tan evidentes por disfrazarse de distintas formas, como en la canción ‘Marieta’, de Georges Brassens -otro cantautor genial, por otra parte-, de letra tan ‘simpática’ y tan graciosamente cantada por Javier Krahe:

Muy simpática, sí, pero veamos qué dice la letra de la canción hacia el final:

Y cuando ya por fin
fui a degollar a Marieta
la bella, la traidora
de un soponcio
se me había muerto ya.
Y yo con mi puñal
como un gilipollas, madre.
Y yo con mi puñal
como un gilipollas.

Y todo porque la tal Marieta no respondía a sus expectativas. Y encima no para de mentar a la madre…

En fin, que habrá que mantenerse alerta en contra de todas las violencias machistas.

Más entradas en el blog relacionadas con el 25N

Anuncios

La Tribuna, de Emilia Pardo Bazán

Sesión 57 (5 de noviembre de 2015)

emilia-pardo-bazan

Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 16 de septiembre de 1851 – Madrid, 12 de mayo de 1921)

la-tribuna-pardo-bazanLa Tribuna / Emilia Pardo Bazán; edición Benito Varela Jácome.– 16ª ed. — Madrid : Cátedra, 2009

Resumen: “Se ha considerado siempre a ‘La Tribuna’ como la novela en que Emilia Pardo Bazán ensaya la nueva técnica naturalista. No en vano aparece el mismo año que su defensa ardiente en ‘La cuestión palpitante’. En ella el obrero, como capa social bien determinada, con sus connotaciones políticas y sociales, aparece por primera vez en el panorama novelístico español. La crisis marcada por la Revolución de 1868, la emancipación de la mujer trabajadora, las reivindicaciones laborales del incipiente proletariado, etcétera, constituyen la atmósfera espiritual que envuelve el mundo narrativo de esta obra.” (La editorial)

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer)

Valoración del grupo

Lectura propuesta por una integrante del grupo de lectura, profesora de Literatura jubilada, que al principio nos comentó como esta obra, publicada originalmente en 1983, había supuesto a Emilia Pardo Bazán una gran cantidad de críticas, lo que provocó que su marido le exigiera que cesara de escribir y que se retractase públicamente de sus escritos, cosa que la autora no solo no hizo, sino que decidió separarse de él un año (más información sobre el tema en el artículo ‘Emilia Pardo Bazán, la escritora aristócrata‘, por Juan Antonio Cebrián en el número 261 (2004) del Magazine de El Mundo).

La obra tiene un indudable valor histórico, ya que, como recoge José Francisco Durán Vázquez en un artículo titulado ‘La Tribuna, una novela a caballo entre dos mundos‘, publicado en el número 15 (2007) de la revista Nómadas: Revista de Ciencias Sociales y Jurídicas, se trata de la “… primera novela que en España describe el mundo obrero con el afán documentalista que caracterizó al movimiento naturalista. Desde esta perspectiva la obra tiene un importante interés histórico y sociológico…”, aspecto, este último, en el que explora el artículo mencionado.

Así, podemos hacernos una idea, leyendo esta obra, sobre la vida y la lucha del incipiente proletariado en los inicios de la revolución industrial y de la vida en una ciudad de provincias del norte de España en la época, así como de las limitaciones y la pobreza moral de las convencionales relaciones de la burguesía de dicha ciudad, tanto entre sí como con personas de más bajo nivel económico.

Y es que Pardo Bazán hace de protagonista de su obra a una joven pobre que entra a trabajar en una fábrica de tabaco, donde vive los hechos que rodean la Revolución de 1868, tomando cierto protagonismo político que le llevan a que le asignen el sobrenombre de La Tribuna, a la vez de establecer relaciones con un joven militar de ‘buena familia’. Este tema sirve de escusa a la autora, como comentó una compañera del grupo, para tratar de reivindicaciones laborales -derecho al trabajo, condiciones laborales, etc.-, sociales -derecho a pensar, a tomar partido, etc.- y sexuales -equiparación de sexos y de clases en este tema, derecho a la honra y el honor, etc-.

En el grupo se comentó que notaba que la autora había tomado un claro partido por las personas más desfavorecidas, si bien alguna componente observó que no lo tenía tan claro pues tampoco parece que la protagonista de la obra quede tan bien parada. Pero dada la condición de gallega de la autora, tampoco parecía tan raro que tomara cierta distancia sobre lo hechos, si definir claramente sus posiciones. En mi opinión, en cualquier caso, decir que las relaciones de amistad y compañerismo entre las obreras sí que responden a unos principios de sinceridad y solidaridad ausentes entre la ‘buena sociedad’ de provincias.

Sobre el estilo de escritura comentar que a algunas compañeras del grupo les pareció precioso, con una riqueza de imágenes y, sobre todo, de lenguaje difíciles de encontrar en escritos actuales, aunque a otras, si bien estando de acuerdo con lo anterior, la narración nos había parecido quizá excesivamente prolija, lo que había hecho que nos aburriéramos un poco en algunos pasajes.

Sobre la edición de la obra, de Cátedra, comentar su buen y completo estudio introductorio, si bien el tamaño de la letra -se trata de una edición de bolsillo- dificulta la lectura por parte de las personas con problemas de presbicia, como es el caso de la mayoría de componentes del grupo de lectura

Y dado que hoy es el 25 de noviembre, día internacional contra las violencias machistas, finalizar mencionando específicamente el episodio sobre la obrera maltratada por su esposo, tema este de la violencia machista que preocupaba a la autora, como se puede ver, por ejemplo, en ‘Las medias rojas‘, un relato breve publicado en 1904 por la escritora gallega recogido por Monserrat Barba Pan en About.com.

Entradas en nuestro blog relacionadas con Emilia Pardo Bazán

Cita

p. 128: …Por espacio de diez segundos imperaban la confusión y el desorden, y había empujones, pellizcos convulsivos, arañazos, violentos repelones; pero apenas iban aproximándose a las cercanías de la fábrica, donde el severo reglamento prohibía los escándalos, cesaba el griterío, comenzaba el torrente femenil a precipitarse dentro del patio y restablecíase la paz, ya que no la serenidad interior, en la fiel imagen abreviada de la nación española.

Otras obras de la autora en nuestro Centro de Documentación

Vídeo

Medio sol amarillo, de Chimamanda Ngozi Adichie

Sesión doble 56 (1 de octubre  de 2015)

chimamanda-ngozi-adichie

Chimamanda Ngozi Adichie (Abba, Enugu, 15 de septiembre de 1977)

solMedio sol amarillo / Chimamanda Ngozi Adichie. — Barcelona : Random House, 2014. — 537 p.

Resumen: “Obra que recrea un período de la historia contemporánea de África: la lucha de Biafra por conseguir una república independiente de Nigeria, y la consecuente guerra civil que segó la vida de miles de personas. Según la crítica, se trata de una novela épica y magistral que cuestiona el colonialismo, las alianzas étnicas y la responsabilidad moral de un conflicto apoyado por las potencias mundiales. Todo ello recreado en la vida de tres personajes atrapados en las turbulencias de la década…”

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer)

Valoración del grupo

La novela ha gustado mucho a todas las integrantes del grupo de lectura.

Y es que es especialmente interesante por acercarnos a la historia de un país y de un conflicto del que no teníamos apenas conocimiento. Por ejemplo, en mi caso -y con ello manifiesto mi gran incultura al respecto- el mayor acercamiento al tema que había tenido se remonta a cuando de pequeña en el colegio (de religiosas, por supuesto) se organizó una recogida de alimentos y de dinero para “los negritos de Biafra”, con las connotaciones de prejuicios y de mirada de superioridad que siempre se adoptaba -y se sigue haciendo, me temo- cuando se hablaba de África y de sus habitantes en el mismo nombre de la campaña.

Pero, volviendo a la obra, lo que más sorprende quizá es ver lo mucho que se podría parecer -sociológimanente hablando- nuestro país a la Nigeria (y Biafra) de la década de los sesenta del siglo pasado, época en la que transcurre la novela. Con personas que ya habían podido acercarse a la formación universitaria y que tenían un alto nivel cultural y una conciencia crítica considerable, incluyendo mujeres, protagonistas fundamentales de la obra; la existencia de una clase social ‘pudiente’ cuyos capitales estaban directamente relacionados con sus tejemanejes con la clase política dirigente; con una mayoría de pobres al servicio de las clases sociales emergentes; etc., etc. Incluso, desde el punto de vista religioso, vemos en la novela que se trataba de un país en que la religión católica estaba bastante extendida, en concreto dentro de la etnia igbo, que es a la que pertenecen los personajes protagonistas. Y hasta podría tener ciertos ecos con nuestra historia patria más o menos reciente la cruenta guerra civil que estalla en el país africano, fundamentalmente por motivos económicos y deseos de preponderancia social y política, además de por odios más o menos ancestrales -puestos en cuestión en la novela, ya que más bien se achaca a intereses espurios de las grandes potencias- entre las distintas etnias que hasta ese momento habían cohabitado pacíficamente en Nigeria.

Por poner alguna pega: la mirada un poco sesgada, quizá, de los sucesos acaecidos en Nigeria (Biafra) por la pertenencia de los personajes protagonistas -y de la autora que los ha creado- a una etnia y una clase social determinada; o la prolijidad de las descripciones que da como resultado una novela más extensa de lo deseable, si bien es una opinión personal no compartida por la mayoría del grupo, según se manifestó en la reunión.

Concluir diciendo que el libro nos acerca de una forma humana y amena al pasado de un país (y, por extensión, al del continente al que pertenece, África) no tan lejano como a veces nos empeñamos en creer, y que es preciso conocer la historia desde diversos puntos de vista -sobre todo del de sus protagonistas- pues si solo escuchamos una versión de la misma corremos el riesgo de caer en una incomprensión grave, tal como tan sabiamente manifiesta la propia autora en El peligro de la historia única, una interesantísima conferencia dictada por la misma para la prestigiosa organización TED, centrada en la divulgación de ideas que merecen la pena ser conocidas.

Para finalizar, mencionar la existencia de una película basada en la obra, si bien parece que es de difícil adquisición por el Centro de Documentación, como nos gustaría. De momento, aquí se puede visionar el tráiler:

 

Cita

A continuación recojo una cita del libro que me dejó un poco confusa pues, si bien por un lado es una afirmación de la potencia y la libertad de las mujeres, por otro lado…

p. 285-286:

No puedo volver a su casa, tía.
– No te pido que vuelvas a su casa. Te digo que vuelvas a Nsukka. ¿No tienes allí un piso y un trabajo? Odenigbo ha hecho lo mismo que hacen todos los hombres, meter el pene en el primer agujero que encuentran cuando una está lejos. ¿Es que se ha muerto alguien?
Olanna dejó de abanicarse y notó cómo el sudor le empapaba el cuero cabelludo.
– Cuando tu tío se casó conmigo, me preocupaba que alguna de aquellas mujeres pudiera echarme de mi casa. Ahora sé que nada de lo que él haga cambiará mi vida. Mi vida solo cambiará si yo lo quiero así.
– Pero ¿qué estás diciendo, tía?
– Ahora va con más cuidado porque sabe que ya no me asusta. Le he advertido que, si me hace desgraciada de alguna forma, le cortaré esa serpiente que tiene entre las piernas. -Tía Ifeka siguió removiendo la masa mientas la imagen que Olanna tenía de su matrimonio empezaba a hacerse añicos-. Nunca debes comportarte como si tu vida dependiera de un hombre. ¿Me oyes? -le dijo tía Ifeka-. Tu vida solo te pertenece a ti, soso gi. Volverás el sábado…

Otras obras de la autora en nuestro Centro de Documentación

El cuerpo nunca miente, de Alice Miller

Sesión doble 56 (1 de octubre de 2015)

220px-Alice_Miller_(psychologist)

Alice Miller (Polonia, 12 de enero de 1923Francia, 14 de abril de 2010)

cuerpoEl cuerpo nunca miente / Alice Miller; traducción de Marta Torent López de Lamadrid. — Barcelona : Tusquets, 2014. — 207 p.

Resumen: “El cuarto mandamiento -honrarás a tu padre y a tu madre-, heredado de la moral tradicional nos exige que honremos y queramos a nuestros padres, pero oculta una amenaza. El que quiera seguirlo pese a haber sido despreciado o maltratado por sus padres sólo podrá hacerlo reprimiendo sus verdaderas emociones. Sin embargo, el cuerpo a menudo se rebela, con graves enfermedades, contra esta negación y esta falta de reconocimiento de los traumas infantiles no superados… “

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer)

Valoración del grupo

La autora sostiene que los episodios traumáticos vividos en la infancia, normalmente causados por familiares directos, quedan registrados en el cuerpo, en la memoria corporal, por lo que el camino a una madurez sana no pasa por el autoengaño y la tolerancia a las crueldades sufridas siendo menores sino por el reconocimiento de la propia verdad y el aumento de la auto-empatía hacia la niña o el niño que fue maltratado.

Este planteamiento choca con la moral tradicional cristiana e, incluso, con teorías y prácticas psicoanalistas, dice, que mantienen que para sanar hay que perdonar. Al contrario, la autora aboga por el tratamiento de este tipo de pacientes mediante la empatía de un/a testigo cómplice que no les obligue a perdonar y sentir amor por quienes les hicieron daño en sus primeros años.

Lo que Miller, conocedora del tema en carne propia, pretende demostrar a lo largo del libro es que el autoengaño y el forzar a un amor no sentido en las entrañas a lo que lleva es al desequilibrio emocional y la enfermedad física, en ocasiones muy grave, mientras que el objetivo de todas las terapias, según ella, debería ser ayudar a las personas a que encuentren en su cuerpo un aliado que sepa cómo ayudarse a una o uno mismo.

Para demostrar sus tesis pone diversos ejemplos, entre ellos de personas de letras célebres, como Virginia Woolf, Joyce o Proust, u otras anónimas que fue conociendo a lo largo de su larga carrera de terapeuta, deteniéndose especialmente en alteraciones como la anorexia y la bulimia nerviosa y la drogadicción.

Si bien algunas integrantes del grupo sostuvieron durante la reunión que la autora parece transmitir en el libro su obsesión por el tema y que para ella no puede existir el perdón, esto no coincide con mi visión de lo leído, pues hay un momento en que la autora plantea que se puede modificar la relación con las personas que te hicieron sufrir en la infancia siempre que se parta de la verdad de lo que pasó y del respeto a la persona que siendo menor fue objeto de malos tratos.

Aunque hasta ahora desconocía totalmente el tema, pienso que la autora fue absolutamente rompedora en su época y después de leer el libro estoy convencida de que para sanar realmente hay que salir del círculo del autoengaño, facilitando así la desaparición de síntomas de las enfermedades con las que el cuerpo llama nuestra atención.

Encima de haber sufrido maltrato en la infancia, tienes que sentirte culpable por no albergar buenos sentimientos por las personas que actuaron de verdugos. Esto es lo que, en el fondo, sostienen terapias aún en la actualidad, en pos de un ‘buen rollo’ que lo que hace es negar la propia memoria y tu persona. Visto así parece un poco demencial, no? En fin, que el buen rollo lo tiene que tener cada persona consigo misma, siendo sincera y respetando las señales que emite tu cuerpo que, y esto parece una verdad incontestable, nunca miente.

Citas

p. 146: Una joven, durante mucho tiempo atormentada por sus sentimientos de odio, se sinceró por fin con su madre y le dijo, nerviosa y con miedo: “Cuando era pequeña no me gustabas como madre, te odiaba, pero no dejasteis que me diera cuenta”. La chica se sorprendió de que no sólo ella, sino también su madre, consciente de su culpabilidad, reaccionara con alivio a esta manifestación. Pues ambas, en silencio, sabían cómo se sentían, pero ahora, finalmente, habían dicho la verdad en voz alta. A partir de entonces pudieron entablar una relación nueva y sincera.

p. 147: … Solamente será posible una auténtica relación cuando las dos partes consigan admitir los sentimientos, vivirlos y comunicarlos sin miedo.

p. 151: … El camino a la madurez no pasa por la tolerancia a las crueldades sufridas, sino por el reconocimiento de la propia verdad y por el aumento de la empatía hacia el niño maltratado.

p. 152: … Esta carga sólo afecta a las personas que en el pasado fueron maltratadas, sobre todo cuando no están dispuestas a pagar el autoengaño con enfermedades…

p. 153: … Cuando dejen de participar en esta ocultación, tendrán la oportunidad de romper la cadena de violencia y autoengaño, y no convertir más a sus hijos en víctimas.

Otras obras de la autora en nuestro Centro de Documentación

Recomendaciones de verano para Mil Cabezas (Radiópolis, 88.0 FM Sevilla)

lectora-rita-petruciolliIlustración de Rita Petruccioli

Ealtavozl lunes pasado, 10 de agosto de 2015, participé en Mil Cabezas, un programa de Radiópolis (88.0 fm), la radio comunitaria de Sevilla, para hacer algunas recomendaciones veraniegas.

La finalidad era reivindicar la cultura realizada por mujeres; pero una cultura ligera y refrescante, en general, dada la época del año en que estamos.

Pulsando en el nombre el programa o en la imagen del altavoz se accede al audio correspondiente, pero, como complemento, aquí va un resumen de hablado en el mismo, que fue amenizado con el disco ‘Viaje interior’, de la sin par cantautora y violonchelista utrerana Maui, protagonista de nuestra canción del verano 2015.

Comenzamos con las dos obras que estamos leyendo en el grupo de lectura a propuesta de componentes del mismo, que, como excepción, no responden al criterio general de ligereza señalado:

  • El cuerpo nunca miente, de Alice Miller (2014)
    La tesis central de esta obra es que el cuarto mandamiento –«Honrarás a tu padre y a tu madre»– puede ser muy negativo en los casos en que se han sufrido malos tratos en la infancia e ignorarlo conlleva sufrir enfermedades y relaciones personales tóxicas.
    Una vez se reúna el grupo de lectura en torno al libro pondremos una entrada completa sobre el mismo en el blog.
  • Medio sol amarillo, de Chimamanda Ngozi Adichie (2014)
    Esta novela recrea la lucha de Biafra por conseguir una república independiente de Nigeria, y la consecuente guerra civil que segó la vida de miles de personas.
    Para acercarse a la autora, pueden verse dos intervenciones suyas en el TED (El peligro de la historia única y Todas las personas deberíamos ser feministas). En la segunda, la escritora cuenta que, por contraposición a comentarios y recomendaciones que le iban haciendo, había llegado a definirse a sí misma como una “Feliz Feminista Africana Que No Odia A Los Hombres y A La Que Le Gusta Llevar Brillo de Labios y Tacones Altos para Ella Misma y No Para Los Hombres”. Como veis, no le falta sentido del humor y retranca a esta autora de origen nigeriano.
    También en esta obra y su autora nos extenderemos cuando hagamos la entrada en el blog tras la reunión correspondiente.

Y por ser uno de los últimos libros leídos por el grupo de lectura, por su título y por su calidad mencionar aquí la siguiente obra:

  • Un verano sin hombres, de Siri Hustvedt (2011)
    La protagonista, tras sufrir una alteración psicológica circunstancial debida a que su marido le pide una pausa en su relación, se va a pasar el verano al pueblo donde reside su madre, lo que le supondrá un gran aprendizaje de vida.
    Para más información de esta interesante novela ‘feminista’, como la denomina la editorial, podéis consultar la entrada del mismo en el blog.

De las tres obras anteriores, en el Centro de Documentación contamos con un ejemplar de cada una de ellas para particulares y sendos lotes de 20 ejemplares cada uno de ellos para su préstamo a los grupos de lectura que los soliciten.

Otros libros más recientes, que esperamos poder adquirir en breve para los fondos del Centro son los siguientes:

  • También esto pasará, de Milena Busquets (2014)
    La autora, hija de la escritora Esther Tusquets, rememora en esta novela, de claros tintes autobiográficos, a su madre, recientemente fallecida, mientras pasa el verano en Cadaqués rodeada de sus hijos, amigas, exmaridos, amantes, etc., y, especialmente, de recuerdos de  su querida y admirada madre. A pesar de su aparente frivolidad, no le falta profundidad a la protagonista de la obra.
  • La mucama de Omicunlé, de Rita Indiana (2015)
    Una novela trepidante, según Estrella de Diego en Babelia.
    Una autora polifacética -escritora, música, cantante- a la que sin duda merece la pena conocer (aquí una búsqueda en el ineludible Google al respecto)
  • Oso, de Marian Engel (2015)
    A partir de la relación entre una bibliotecaria y un oso, la autora canadiense logra triunfar en la difícil tarea de construir una buena novela erótica, según dice, entre otras cosas, Alberto Manguel en Babelia. En realidad la obra trata de la vuelta a la naturaleza, y si bien en su momento causó cierto escándalo (fue publicada originalmente en 1976), también consiguió el reconocimiento de la crítica y actualmente se considera la obra maestra de la autora, ya fallecida.

Y también parecía pertinente recomendar novela negra de calidad, como las siguientes:

  • Trilogía del Baztán, de Dolores Redondo (2013-2014)
    Para esta trilogía la autora creó el personaje de Amaia Salazar, una policía foral navarra, mezclando en la trama la acción policial con la rica mitología vasco-navarra.
    Las tres obras que componen la trilogía están disponibles para el préstamo en nuestro Centro.
  • Obras protagonizadas por Petra Delicado, personaje de Alicia Giménez Batlett (1996- )
    Esta inspectora de policía de Barcelona de singular y deliberadamente contradictorio nombre protagoniza varias novelas, entre ellas ‘Crímenes que no olvidaré’, premio Pepe Carvalho 2015, recientemente editada.  Todas las obras -menos la última mencionada- están disponibles en nuestro Centro de Documentación, además de la serie de televisión a que dio lugar, en la que Ana Belén daba vida a tan singular inspectora.

Y para ir terminando con esta sección de literatura recomendada, un libro de poemas y un cuento inédito en papel:

  • Ego me absolvo, de Sonia Rotgel Company (2015)
    Precioso libro ilustrado que la autora, originaria de Mallorca pero residente en la provincia de Sevilla, ha tenido la gentileza de donar al Centro y cuya lectura es realmente todo un regalo.
  • Las tres llaves, de Lita Gómez Terrón (2015)
    Se trata de una obra original de una poeta y escritora sevillana con la que hemos inaugurado la edición de escritos inéditos en nuestro blog. Precioso también, como podéis juzgar vosotras y vosotros mismos (en el título va el enlace al contenido del mismo).

Finalizar las recomendaciones de libros emulando a Sidecar, la itinerante librería de mujeres valenciana, que todos los meses edita una ‘cartita’ con reseñas críticas de libros de mujeres que incluye pequeños apartados denominados Los chicos también escriben:

  • El nadador en el mar secreto, de William Kotzwinkle (2014)
    Esta obra fue adquirida por el Centro de Documentación dentro de su apartado de hombres, nuevas masculinidades. La primera información sobre la misma nos llegó a través del blog de Rosa Regás en el diario El Mundo y de una reseña de Alberto Gordo en el mismo diario. Se trata de una emocionante novela corta en la que el autor, escritor y guionista americano, hace un relato íntimo del nacimiento sin vida de su primer hijo. También se sale del criterio de ligereza comentado al principio, pero se trata de una historia tan sincera y tan bonitamente narrada que bien merece ser recomendada para cualquier época del año.
  • Solo amanece si estás despierto, de José Luis Rodríguez del Corral (2015)
    La obra trascurre en un tórrido verano sevillano, protagonizada por un hombre que, tras haber medrado gracias a oscuros negocios con responsables de la Junta de Andalucía, lo pierde todo y tiene que volver a vivir con su madre en un piso del barrio sevillano de San Lorenzo, entablando una intensa relación con una vecina del bloque. Paradójicamente, cuando el personaje cree que todo su mundo se ha venido abajo es cuando puede comenzar a llevar una vida más auténtica.
    Otro libro de este autor de Morón de la Fronteras a destacar también y muy especialmente es ‘Blues de Trafalgar‘ (2012), una obra basada en hechos reales en la que, como en la anterior, puede reconocerse a los personajes -aunque se desconozca su identidad real- y lugares -para quienes habitamos por estos lares-, y que consigue mantener un vivo interés desde el principio hasta el final tanto por la forma en que está escrito como por los dilemas éticos que plantea la trama.
    Los dos libros anteriores no están disponibles en nuestro Centro de Documentación especializado en mujeres y género, pero me parecían adecuados para recomendar en época estival y pueden encontrarse con facilidad en otras bibliotecas y en cualquier librería que se precie.

Y, de colofón, aquí van algunas buenas películas, disponibles todas ellas en nuestro Centro de Documentación, a excepción de la última, que recomendé porque, al igual que la inmediatamente anterior, se proyecta en el cine de verano de la Universidad de Sevilla y esperamos poder adquirirla en breve:

  • Viajo sola, de Maria Sole Tognazzi (Italia, 2013)
    Protagonizada por una crítica de hoteles de lujo que trabaja para una revista. Muy interesante y honesto el proyecto vital de esta mujer y muy agradable acompañarla en su paso por tantos hoteles del mundo.
  • La fuente de las mujeres, de Radu Mihaileanu (Francia, 2011)
    En un pequeño pueblo de Oriente Medio la tradición exige que las mujeres vayan a buscar agua, bajo un sol ardiente, a la fuente que nace en lo alto de una montaña. Para reivindicar una fuente en el pueblo las mujeres deciden hacer una singular huelga. Yo definiría la película como deliciosamente naif si no sonara demasiado cursi.
  • Las nieves del Kilimanjaro, de Robert Guédiguian (Francia, 2011)
    Protagonizada por Ariane Ascaride, esposa y musa del director, la trama transcurre en L’Estaque, un singular y pintoresco barrio de Marsella escenario habitual del director. Un hecho que sucede en la casa de la madura pareja protagonista da lugar que la mujer emprenda una bonita acción solidaria.
  • Una jornada particular, de Ettore Scola (Italia, 1977)
    Con una Sophia Loren y un Marcello Mastroniani en estado de gracia, la película trata de la relación afectiva que se establece entre un ama de casa y un homosexual, únicas personas, junto con la portera, que quedan en unos bloques de pisos el día de la fiesta de recibimiento a Hitler, cuando este visita Roma en 1938. La belleza formal de las imágenes acompaña a una historia de amor absolutamente entrañable.
  • A 20 pasos de la fama [Documental], de Morgan Neville (Estados Unidos, 2013)
    Homenaje a las coristas que han permanecido en un segundo plano respecto a los cantantes de fama con los que han actuado. Todo un paseo musical y vital por la trayectoria de mujeres de color cuyas voces han proporcionado armonía, fuerza y riqueza a la música americana e inglesa que tanto nos gusta.

Más recomendaciones de ayer y de hoy y para todas las épocas del año podéis encontrarlas en la página del blog dedicada específicamente a ese fin y en el apartado de Recomendaciones de nuestra web, que incluye específicamente la Guía del verano 2015.

Esperamos que los recursos recomendados sirvan para olvidar un poquito el calor de este verano que parece anunciar el temido -pero no por ello atajado- cambio climático. Esto me recuerda a Por si se va la luz, de la sevillana Lara Moreno, otro libro leído por el grupo de lectura, pero, como diría un famoso director de cine, eso ya es otra historia…

Saludos lectores!

Vídeo

Nuestra canción del verano 2015: De baldosas amarillas, de Maui

Antes de pasar a disfrutar del vídeo de nuestra canción del verano 2015 presentar a su autora, Maui, una joven pero muy experimentada cantautora y música de Utrera que comenzó su andadura musical en Granada allá por 2002 con un grupo denominado ‘Maui y los Sirénidos’, un proyecto en el que, como ella misma cuenta, se mezcló con toda una fauna de bichos -provenientes del jazz, de la música cubana, del pop, del clásico…- con la que comenzó a fusionar su raíz flamenca con lo que iba aprendiendo, creando poco a poco su manera de expresarse, su sello.

La canción de Maui que hemos escogido para este verano está incluida en ‘Viaje Interior’, su primer disco sin los Sirénidos:

La letra dice así:

DE BALDOSAS AMARILLASDescargar letra en pdf

Con el dobladillo descosío
y el sombrero algo torcío,
mas la mirada contenta.
Despierto mis siete sentíos,
creo que hoy el mundo es mío,
no me asusta la tormenta.
Y se abren ante mí todas las puertas,
se desenreda el lío,
ya tu norte no es el mío
y me doy cuenta,
y sigo mi camino
de baldosas amarillas,
infortunio y desatino,
descubriendo maravillas,
resolviendo acertijos.
A mí me mueve la vida,
yo no entiendo de destino
si a fin de cuentas lo importante
resulta ser el camino.

Si te has quedado con ganas de conocer más a esta simpátiquisima y a la par muy interesante cantautora, puedes visitar su web y/o su página de Facebook.

Y sin más, desearos(nos) un estupendo verano 2015!

Nuestro cuento del verano 2015: Las tres llaves, de Lita Gómez Terrón

lita-gomez-terron

Este verano tenenemos la suerte de contar con un precioso cuento original de Lita Gómez Terrón, psicóloga, arteterapeuta y escritora sevillana que trabaja como técnica de igualdad en el Ayuntamiento de Coria del Río (más información sobre la autora pulsando en las dos presentaciones -una más seria y otra menos formal- que nos ha proporcionado ella misma):

LAS TRES LLAVES                                    Descargar letra en pdf

La mujer, en el tango, se deja arrastrar por suelos encerados,
suelos que otra mujer ha pulido,
de repente alza la cabeza…

Así empezaba aquel poema y así lo recitó ante un público atento que esperaba conocer el final de aquella historia de tangos y de suelos, de mujeres haciendo de la seducción un doblegarse y de mujeres que allanan los caminos para que otros y otras bailen al ritmo de sus propias vidas.

También podría haber comenzado mil poemas sobre magnolias de acero, largos recitales que desmigaran las historias de coraje de madres, hermanas, esposas, hijas y mártires.

Podría haber narrado 365 cuentos de mujeres nadando contra corriente y uno en año bisiesto que contara lo que sucedió el día que la heroína surcó las aguas, remontó todos los escollos y llegó a puerto seguro.

Podría haber cantado las gestas de las guerreras, susurrado las pócimas secretas de las que aún conservaban sabidurías ancestrales, orado con la voz de las santas o gritado como las locas.

Podría haber abierto la boca y que todas las voces salieran como una catarata para inundar a un público atento.

Aún así, se dijo, no sería suficiente.

Ni todas las palabras del mundo podrían hacer llegar lo que sentía.

Tal vez ni todos los silencios…

Invitó a su público atento al silencio. Invitó a su público atento a cerrar los ojos y al silencio.

………………

En el silencio quizá podría haber escuchado lo único que tenía sentido, el latir de un corazón, la inquietud de una cabeza que hace preguntas: ¿dónde estoy?, ¿qué hago aquí?, ¿qué estoy sintiendo? Y tal vez, en el mejor de los casos, sucederse ese instante casi mágico en el que algo pequeño tiene sentido y ese algo pequeño está alojado en un lugar tan cercano que es posible envolverlo entre los brazos.

Y no había otra respuesta, despacio, muy despacio, todas las que somos: las excluidas, las combativas, las sufridoras, las impetuosas, las heridas, las poderosas, las intensas, las calladas, las voraces y las invisibles atravesamos el estrecho puente que nos separaba, manteniendo el equilibrio, sin perder el centro de gravedad, colocando, por fin, el aliento en los espacios seguros de nuestros vientres.

Y no hay otra respuesta, despacio, muy despacio, todas las que soy: la excluida, la combativa, la sufridora, la impetuosa, la herida, la poderosa, la intensa, la callada, la voraz y la invisible atraviesan el estrecho puente que las separa, manteniendo el equilibrio, sin perder el centro de gravedad, colocando, por fin, el aliento, en el espacio seguro de mi vientre.

El público atento la vio. Cada vez más claramente la observó atravesar el tembloroso camino de la incertidumbre, soltar la carga que no le pertenecía, apagar la llama que le quemaba y encontrarla al fin, presente, serena y firme, asentada sobre la tierra y aún rodeada de cadenas.

Esto no puedo hacerlo sola. Esto no puedo hacerlo sola.

El público la miró expectante.

Allí estaba, con tanto camino recorrido, con tantos trabajos realizados, con tanta claridad y aún rodeada de cadenas.

Esto no puedo hacerlo sola, dijo una vez más.

Y como en todos los cuentos maravillosos, la que se había atrevido a salir del camino trazado había atravesado el bosque oscuro, había sorteado peligros y casi llegado, se encontró con la última dificultad, una cadena que sujeta por tres candados la aprisionaba. Y como en todos los cuentos maravillosos, toda dificultad tiene su solución, aunque la solución no llega en bandeja. Por eso apareció un hada que portaba entre sus manos la llave que abría el primer candado, y con voz dulce de hada preguntó la respuesta a este acertijo:

Desde pequeña te dicen
que lo des a manos llenas,
que lo entregues generosa,
que seas servicial y buena…
Ahora ya te corresponde
lo que a ti te pertenece,
que no se lo lleve el viento
¿qué es lo que tú te mereces?

El público miraba atento y, como en todos los cuentos maravillosos en los que todo es posible, poco a poco el público dejó de ser público y eran personas y cada persona estaba aprisionada en su propia cadena.

Por eso el hada, con su voz dulce y clara, preguntó una vez más:

Desde pequeña te dicen
que lo des a manos llenas,
que lo entregues generosa,
que seas servicial y buena…
Ahora ya te corresponde
lo que a ti te pertenece,
que no se lo lleve el viento
¿qué es lo que tú te mereces?

(Tiempo)

Y la primera llave abrió el primer candado.

Y como en todos los cuentos maravillosos, había un segundo acertijo, porque no todo puede ser tan fácil. Apareció un duende que llevaba colgada de su gorro puntiagudo la segunda llave, bailoteó un rato y por fin, con su voz musgosa de ser de los bosques, formuló la segunda adivinanza:

En este mundo que habitas
y en el que quieres estar,
cada quien tiene su sitio
y cada cual su lugar.
Ahora piénsalo y responde,
dímelo claro y despacio…
¿Qué es lo que te corresponde?

(Espacio)

La segunda llave saltó del gorro puntiagudo del duende y abrió sin esfuerzo el segundo candado.

Faltaba una sola llave por abrir y, como en todos los cuentos maravillosos, en los que los animales hablan o los seres humanos escuchan, apareció una loba de rojiza pelambre, sosteniendo entre sus afilados dientes la tercera llave. La depositó en el suelo y con voz serena y firme preguntó:

Vas creciendo cada día,
le das valor al cuidar,
luchas por un mundo justo,
educas en igualdad,
tienes conciencia y ternura,
disfrutas de la amistad,
dime ¿qué quieres ahora?

(Libertad)

La tercera llave abrió el tercer candando y la cadena, ya inservible, cayó al suelo.

Ese suelo que tal vez otra mujer había pulido,
por el que una mujer que se dejaba arrastrar al son de un tango
de repente… levantó la cabeza.

FIN

¿Precioso e inspirador, verdad? ¡Ánimate y deja tu comentario, que nos encatará leerte!