Archivo de la categoría: Bibiografías

Tú no eres como otras madres, de Angelika Schrobsdorff

Sesión 72 (9 de mayo de 2017)

Angelika Schrobsdorff (1927 – 2016)

Tú no eres como otras madres: historia de una mujer apasionada / Angelika Schrobsdorff ; traducción de Richard Gross.– 1ª ed.– Madrid : Errata Naturae ; [Cáceres] : Periférica, 2016 .– 587 p.

“La narración de Angelika Schrobsdorff reconstruye la vida real e inconformista de su madre, una mujer nacida en una familia de la burguesía judía de Berlín, liberada de los prejuicios de su tiempo y deseosa de casarse con un artista (y no con el excelente partido que le han buscado, un comerciante opulento y maduro). Así, Else vivirá de lleno el nacimiento de un nuevo mundo junto a la culta bohemia berlinesa de los locos años veinte, un periodo en el que tendrá tres hijos de tres padres diferentes, fiel a las dos promesas que se hizo de joven: vivir la vida con la máxima intensidad y tener un hijo con cada hombre al que amara. Ésta es, por tanto, la historia de una mujer singular y sedienta de independencia, que será arrollada por aquello mismo en lo que se negaba a creer al principio: el presente.”

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer)

Valoración

Por sus buenas críticas (véase la entradaLos libros del 2016…‘ de este mismo blog), este título había creado grandes expectativas en el grupo -quedó el segundo en las votaciones que se hicieron para determinar las lecturas de este año- y hay que decir que no las ha cubierto, o al menos no del todo, o al menos no del todo en el caso de algunas de las asistentes a la reunión.

Si bien la protagonista de esta singular biografía ha encandilado a una parte del grupo, a otra en cambio el hecho de que la misma recorriera un largo camino desde la chica judía de familia acomodada convencional que comenzó siendo hasta llegar a la mujer liberada -sexualmente hablando- en la que se convirtiera con el tiempo no les ha parecido mérito suficiente como para dedicarle todo un libro (de 587 páginas, no lo olvidemos).

En cualquier caso, sí puede afirmarse que la madre de la narradora rompió con muchos tabúes y se adelantó a su tiempo en una cuestión tan moderna como el actualmente denominado ‘poliamor’ (ver varios artículos al respecto en Pikara Magazine, por ejemplo), siempre desde presupuestos heterosexuales, para mayor exactitud. Sin embargo, como sostenían algunas compañeras, en otros aspectos fue bastante tradicional, como en el hecho de su dependencia económica siempre, primero de sus padres y después de maridos y/o amantes.

Esta cuestión hizo rememorar en el grupo antiguas disquisiciones ‘filosóficas’, como las de Carlos Castilla del Pino en su clásico ‘Cuatro ensayos sobre la mujer‘ [en nuestra Biblioteca] sobre que ciertas relaciones sexuales dentro del matrimonio podrían considerarse como una forma de prostitución. Y quizá sería interesante ‘revisitar’ esta obra con una mirada crítica actualizada pero de momento mejor seguir con la que nos ocupa.

Antes mencionar que hubo una compañera que dijo que la obra con ‘Mi madre, in memoriam‘, de Richard Ford [también en nuestra Biblioteca], era mucho mejor. Pero ya sabemos que las comparaciones son muy relativas y que un libro no tiene por qué quitar a otro por mucho que compartan temática.

Volviendo a nuestra biografía, pues, finalizar comentando que lo que no se puede negar es que la autora de la obra tiene grandes dotes psicológicas, como muestran las descripciones tan agudas de los personas citados en la misma -¿quizá demasiado complaciente con las figuras masculinas ?- y que la madre biografíada fue, desde luego, una mujer singular, ávida de conocimientos y un tanto revolucionaria para su tiempo, aunque sus circunstancias personales e históricas no favorecieran su total independencia, cosa que sí aconsejó al final de sus días a su hija, como se puede verse en la siguiente cita (página 163):

Pero el matrimonio seguía siendo para Else la vocación y la realización de la mujer, y el marido, aquel que le proporcionaba el estatus, la seguridad material y una tarea, por no decir razón, de vida. Y aunque más tarde se saltara los preceptos morales de su generación, no lo hizo como consecuencia de una emancipación exhaustiva, sino únicamente en el ámbito de la libertad sexual. Sólo en una fase tardía de su inexorable autognosis me decía en una carta: «Esfuérzate, haz algo de ti, te juro que merece la pena. Mira cómo he malgastado yo mi talento y mi inteligencia durante toda una vida, y ahora estoy donde estoy. ¡Justa consecuencia!».

Otras citas

P. 29 [Habla Else, la madre protagonista de la obra]: “Me intimidaba de tal manera que me hacía sentir pequeña e inferior…

P.29: “Fue para ambos el primer amor, y si bien caló hondo en Fritz, el suyo no podía compararse con el de Else. Era típicamente masculino: exigente, celoso, egoísta, susceptible, dominado por el instinto y a menudo intolerante. Para Else, en cambio, aún atrapada en la trampa del amor, la tutela y los principios paternos, significaba la satisfacción de su vida

p. 31-32: “Else se echó a llorar. Tenía miedo todo el tiempo: miedo de desconcertarlo si le hablaba de asuntos triviales, miedo de decepcionarlo si no sabía responder a una pregunta profunda, miedo de hacerlo enfadar si no le permitía que le desabotonara la blusa, miedo de contrariarlo si tenía que cancelar una cita, miedo a su ironía e irritabilidad, miedo a su ansia y deseo, miedo a su humor cambiante.

«Siempre eras distinto -escribió-, ya el niño pequeño, ya el maestro insistente; ya el poeta soñador, ya el histrión exaltado; ya el amigo comprensivo, ya, a menudo, el hombre incomprensible que de buenas a primeras se ponía hosco, enojado, insufrible…»”

p. 34 [Sobre Else]: “… Escribió lo siguiente : «No admiro al emperador, mi patrima me isnpira toda clase de sentimientos salvo el patriótico. Detesto la guerra, y nunca comprenderá que una persona pueda tener el poder de mandar a hombres jóvenes a la muerte».

p. 38: “Yo conocía a… mi madre como la muer que enfilaba por su propio camino sin reparar en daños ni perjuicios…

p. 203-2014: “… Nunca me sentí tan libre, tan a gusto y tan arropada como en el piso de mis abuelos Kirschner… En su casa no era la niña complicada y extravagante ni el gran talento; con ellos era, sencillamente, una niña, una niña querida, que había que tratar con calma y cuidado.

p. 349: “Continuación de la carta de Else a Ilse Hirsch: «No hago nada, como siempre. Si a uno lo han mimado toda la vida, si siempre lo han descargado de lo pesado y desagradable, probablemente es incapaz de ponerse a trabajar de repente y montar una existencia…».

Más sobre la obra

Anuncios

En el Día del Libro 2017, selección de recursos en línea sobre Mujer y Literatura

Con motivo de la próximidad de la celebración del Día del Libro 2017 hemos seleccionado una serie de recursos en línea sobre Mujeres y Literatura.

Lo que pretendemos con ello es contribuir al análisis y el enriquecimiento de miradas sobre un tema que a veces genera controversia pues diferenciar entre Literatura y Género suele conllevar consecuencias negativas para el ‘género’ mujer. Y es que la crítica y los medios aún se permiten preguntarse en ocasiones si lo que escriben las escritoras tiene interés para todo el mundo o sólo para las mujeres, incluso que si lo que leen las mujeres es o no de calidad, expresando con ello una mentalidad claramente patriarcal de una forma muy naif, según le oí decir en una ocasión a la escritora y gran especialista en la materia Laura Freixas.

Si una mujer escribe un libro sobre la familia es un libro doméstico, pero si un hombre escribe un libro sobre la familia es una obra maestra sobre la condición humana. Como en la vida… en literatura también hay mucho estereotipo”, decía al respecto Lisa McInerney  en una entrevista.

También sobre el tema la observación “… Lo doméstico es universal en letra de varón, y en letra de mujer es personal, íntimo: no es político. “, de Marina Mariasch en un artículo que se puede encontrar más abajo a contenido completo.

No obstante lo dicho, hay estudiosas de la materia que sostienen que existen algunas cuestiones diferenciales -y enriquedoras- entre la literatura escrita por hombres y mujeres, como por ejemplo que estas han aportado temáticas nuevas, como las relaciones entre madres e hijas o las relaciones entre mujeres -sin que necesariamente haya hombres por medio o alrededor-.

Lo que sí parece claro es que tradicionalmente las escritoras no han contado con los mismos medios que sus colegas varones, como ya reclamaba Virginia Woolf en su libro ‘Una habitación propia‘ -un gran clásico leído y disfrutado por el grupo de lectura en su momento-, situación que no se ha solventado en su totalidad en la actualidad, ya que la discriminación de género se deja notar también en este terreno, como se puede constatar con la consulta de los recursos que se recogen a continuación.

Finalizar la presentación de estos recursos con una cita del artículo La vida secreta de Alice Munro, de la escritora Elvira Lindo (El País, 4 diciembre 2010), donde dice de la popular escritora canadiense los siguiente:

“… Su hija Sheila cuenta en un libro original y conmovedor (Vida de madre e hijas. Creciendo con Alice Munro) cómo cuando ella y sus hermanas irrumpían en aquella habitación su madre retiraba el cuaderno a un lado, como si quisiera dar a entender que estaba haciendo algo tan prosaico como la lista de la compra. Hoy, a sus casi ochenta años, Munro, tan esquiva como entonces, despliega una especie de maternidad no deseada pero real sobre todos los escritores canadienses…”

PD: No me resisto a poner una cita de una entrevista publicada por el El País el sábado 22 de abril a la escritora norteamecicana Siri Hustvedt, donde, entre otras cosas, dice lo siguiente en relación a la materia que nos ocupa:

La única diferencia entre una intelectual mujer y un intelectual hombre es que aquella ha de estar preparada para ser atacada y castigada; lo que en el hombre es sensibilidad y brillantez, en la mujer es emotividad y pretenciosidad… La clave está en alejarse y examinar los prejuicios que todos tenemos”.

Recursos en línea sobre mujer y literatura

¡Feliz Día del Libro 2017!

 

El piano oriental, de Zeina Abirached

Sesión 69 (7 de febrero de 2017)

Zeina Abirached ( 1981-)

El piano oriental/ Zeina Abirached. — Barcelona : Salamandra Graphic, 2016.– 196, [16] p. : principalmente il.

“En esta nueva obra de corte autobiográfico ambientada en el Beirut de los años sesenta, Zeina Abirached se inspira en los desvelos de su bisabuelo por crear un piano ‘bilingüe’ que le permita tocar con el instrumento occidental los cuartos de tono de las melodías orientales.”

(Lote de libros prestado por la Biblioteca de la Fundación Tres Culturas)

fundacion-tres-culturas

Valoración

Primer cómic que leemos en el grupo de lectura, aunque mejor sería denominarle novela gráfica, o mejor aún biografía/autobiografía gráfica, dado que lo que cuenta la autora en el mismo es la historia de su abuelo mezclada con la suya propia.

Y la experiencia nos ha encantado, pues, sin ser expertas en la materia, nos ha parecido un libro exquisito tanto en el aspecto visual -con sus dibujos exclusivamente en blanco y negro- como en sus contenidos, al mostrarnos lo cerca que pueden estar dos culturas aparentemente contrapuestas en algunos aspectos como es la oriental y la occidental gracias, fundamentalmente, a un idioma universal como es la música y el arte en general.

Si bien al principio puede sentirse cierto desconcierto con la alternancia no muy clara entre la historia del abuelo y la de la nieta -y autora de la obra-, pronto se le va cogiendo el ‘tranquillo’ y se puede disfrutar con tranquilidad de la doble historia de vida y de las imágenes en que se representa, a veces muy ‘orientales’ por el preciosismo del dibujo y la profusión de adornos, y otras de una simplicidad sorprendente por lo mucho que evocan con recursos muy elementales (ver la imagen final, por ejemplo, en la que una simple raya en el horizonte con un pequeño barquito nos hace ‘ver’ el mar desde una ventana de una ciudad de interior como es París; o mirar las imágenes del principio, cuando  los chasquidos que salen de los zapatos de charol del abuelo al andar casi ‘se oyen’).

Mezcla de culturas en la vida del abuelo y su búsqueda para poder expresar con el mismo piano melodías orientales y occidentales, y mezcla de culturas en la vida de la nieta, que desde el principio se mueve entre dos idiomas, el árabe y el francés, y dos paisajes vitales, al fijar finalmente su residencia en París pero volviendo siempre a su Beirut natal.

Muy interesantes también nos han resultado las disquisiciones de la autora en torno al lenguaje, algunas de las cuales pueden verse en las citas del final.

Más cosas que se le dijeron sobre el cómic en la reunión: poético, profundo, historia de la construcción de una identidad, evocador, como una melodía…

En contraposición, también alguna comentó la poca hondura vital que muestra la autora en el cómic, quizá debido a su juventud. Y es que, por ejemplo, habla de las pequeñas ‘discriminaciones’ que sufre por ser una chica árabe -burguesa, no lo olvidemos- en una ciudad occidental pero nada o casi nada menciona la larga guerra civil de su país que asoló su ciudad durante bastante tiempo. O la escasa presencia de las mujeres en la obra. Y en lo personal, y como funcionaria convencida de la importancia de los servicios públicos, no me hizo mucha gracia la triquiñuela del abuelo para faltar a su trabajo oficial…

Pero nos quedamos con lo mucho de positivo que tiene esta novela gráfica y lo mucho que nos ha hecho disfrutar, viendo y sintiendo que el mundo es a la vez uno y múltiple. Y con la idea de que a pesar de que la odisea del abuelo de la autora no llegara a puerto, al no conseguir finalmente que se construyera su piano oriental, esta le había dado un objetivo vital y la oportunidad de viajar a Europa y de conocer a grandes figuras de la música del mundo árabe, lo que bien le valió la pena (“Cuando partas hacia Ítaca / pide que tu camino sea largo / y rico en aventuras y conocimiento…”, como comienza ‘Ítaca‘, el maravilloso poema de Constantin Kaváfis).

Citas

P. 124-124: “Al llegar a Francia tuve que separar mis dos mikados [refiriéndose a sus dos idiomas]. Separar con delicadeza cada palillo sin derribar la estructura

P. 172: “¿Sabes qué decía Fernandel al poeta Miguel Zamacois? ‘Tener acento es hablar de tu país mientras hablas de otra cosa’

Más sobre la obra

Otras obras de la autora en nuestro Centro de Documentación

Los libros del 2016 (y algunos de años anteriores)

libros

Como el año anterior, hemos hecho nuestra propia lista de libros del año, entre los que hemos elegido -o lo haremos en breve- las lecturas que abordaremos en breve en el grupo de lectura.

Además, hemos querido recuperar algunos libros editados en años anteriores que también han llamado nuestra atención.

La elección de estos libros se ha hecho porque han sido recomendados por integrantes del grupo de lectura, usuarias y usuarios del Centro de Documentación, blogs de libros -citar en especial el excelente y prolífico de Devoradora de Libros-, suplementos culturales, etc.

Siguiendo el orden alfabético, aquí están libros seleccionados:

Narrativa

  1. A contraluz, de Rachel Cusk. Libros del Asteroide, 2016

    “… una de las autoras contemporáneas más interesantes y creativas, a menudo señalada como heredera de Virginia Woolf”, según Devoradora de Libros.

    “… novela extraña. ¿Eso es bueno o es malo? Depende del tipo de lector que se enfrente a ella. A muchos escritores y lectores exquisitos les entusiasmará. A los lectores más convencionales les producirá perplejidad”, sostiene Luisgé Martín en Babelia.

  2. Las chicas, de Emma Cline. Anagrama, 2016

    “Emma Cline demuestra en su ambicioso debut ser una escritora de verdadero fuste”, según José María Guelbenzu en Babelia.

    “Ha pasado de ser una niña actriz a la autora más codiciada (su libro… se ha vendido a 35 países) y venerada por la crítica”, según Noelia Ramírez en Smoda.

  3. Celia en la revolución, de Elena Fortún. Renacimiento, 2016

    Buenas críticas. Por ejemplo, Ignacio F. Garmendia en la revista Mercurio dice lo siguiente: “… una perspectiva nada tendenciosa [de la guerra civil española] que sorprende por su ecuanimidad… Trapiello [prologuista de la obra] no duda en situar la novela, verdaderamente conmovedora, junto a las obras mayores sobre la contienda de Chaves Nogales, Clara Campoamor o el diplomático chileno Morla Lynch…”

    Se trata del libro de este mes de grupo de lectura; la entrada correspondiente se pondrá en el blog tras la reunión en torno al mismo.

  4. Cuentos de hadas, de Angela Carter. Impedimenta, 2016

    “No, las mujeres de los cuentos de hadas no son solo las princesas en apuros de las películas (antiguas) de Disney. Esta antología reivindica la extraordinaria riqueza de los personajes femeninos”, dice de esta obra Devoradora de Libros, que la recomendaba como libro a regalar en navidad.

  1. En manos de las furias, de Lauren Groff. Lumen, 2016

    Lectura favorita de 2016 de Barack Obama, según Devoradora de Libros, quien señala también que con este libro la escritora se ha consagrado como una de las voces más interesantes de la narrativa estadounidense.

  1. Franziska Linkerhand, de Brigitte Reimann. Errata Naturae, 2016

    “La reciente publicación de esta novela colosal de esta autora de la extinta República Democrática de Alemania es un acontecimiento literario”, según Devoradora de Libros.

  1. Lo que olvidamos, de Paloma Díaz Mas. Anagrama, 2016

    “… narración cordial e intensa, despojada de artificios inútiles, amena y emocionante”, según Santos Sanz Villanueva en El Cultural.

    “Paloma Díaz-Mas publica un libro de gran intensidad sobre el alzhéimer y la memoria colectiva”, según Carlos Zanón en Babelia.

  1. Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin. Alfaguara, 2016

    Selección de relatos de la autora. Libro de revelación del año, según la crítica. Elvira Lindo, por ejemplo, dice en El País que “Lucia Berlin es un milagro como escritora renacida y como persona”. Primero en la lista de libros del año 2016 en Babelia.

    Obra leída ya por el grupo de lectura, a cuya entrada se pude acceder pulsando en el título de la misma.

  1. Me llamo Lucy Barton, de Elizabeth Strout. Duomo, 2016

    Autora premio Pulitzer, primero durante un tiempo en lista The New York Times.

    Numerosas buena críticas, como por ejemplo, Elvira Lindo, que vio en el personaje un símbolo de tantas mujeres de Nueva York, en El País; o José María Guelbenzu, que califica la novela como un alarde de sensibilidad, en Babelia.

    De esta autora ya leímos en el grupo de lectura ‘Olive Kitteridge‘.

  1. Mujeres excelentes, de Barbara Pym. Gatopardo, 2016

    Excelente humor inglés, según Devoradora de Libros.

  2. Nada crece a la luz de la luna, de Torborg Nedreass. Errata Naturae, 2016

    Obra que consagró a esta escritora noruega.

    “Imprescindible para su biblioteca feminista”, según Sidecar.  Imprescindible, también, para Devoradora de Libros.

  1. Piel de lobo, de Lara Moreno. Lumen, 2016

    “Es una novela de secretos, como los que todos vamos escondiendo para poder sobrevivir, pero que al final tenemos que hacerles frente”, dice la autora en La Vanguardia en una entrevista, que también habla de la obra en el programa de libros Página 2.

    De esta joven escritora sevillana ya leímos en el grupo ‘Por si se va la luz‘, su primera novela.

  1. Qué vergüenza, de Paulina Flores. Seix Barral, 2016

    Este libro de relatos se hizo con el Premio de Literatura del Círculo de Críticos de Arte y el Premio Roberto Bolaño de Relato para el que da título al libro. Muy buenas críticas, como la Ernesto Calabuig en El Cultural, que habla de la escritora chilena como una de las jóvenes promesas de la literatura hispanoamericana más actual, o de Carlos Pardo en Babelia, que dice que “El estreno de la chilena Paulina Flores no es narrativa joven, es literatura tan viva como la de Chéjov y Munro, que ella sigue”.

    Entre Los 10 mejores libros de 2016 según Babelia.

  1. Reencuentro de personajes, de Elena Garro. Drácena, 2016

    Según Javier Brandoli en El Mundo, para especialistas ‘Los recuerdos del porvenir‘ es el libro que marca el pistoletazo de salida del realismo mágico, un termino mercantilista según la autora.

    La faja con la que salió el libro, en la que presentaban a la escritora, la más famosa de México, como esposa de Octavio Paz y amante de Bioy Casares, tuvo que ser retirada por la editorial debido a la polémica que suscitó en Twitter, según informa Xaime Martínez en PlayGround.

  1. Las sillitas rojas, de Edna O’Brien. Errata Naturae, 2016

    Con ciertas dudas respecto a las intenciones de la autora, Marta Sanz dice “La espléndida prosa de Edna O’Brien conduce por el universo del Mal” en esta obra sobre la barbarie de la guerra serbo-bosnia en El País. Sin embargo, Devoradora de Libros sí sostiene sin reservas que esta novela encarna la plenitud de la escritora.

  1. Tea room: mujeres obreras, de Luisa Carnés. Hoja de Lata, 2016

    Escribe Laura Freixas en Clásicas y Modernas que “Luisa Carnés, nacida en Madrid en 1905 y muerta en el exilio, en México, en 1964, es una desconocida; si de la editorial, la mayoría de nosotras no había oído hablar nunca tampoco… Pero es que se ha corrido la voz. Yo leí Tea Rooms este verano porque me habló de ella, con admiración, primero Belén Gopegui, después David Becerra…; últimamente la oigo comentar a muchas amigas feministas. Y es que Tea Rooms es un descubrimiento…”.

  1. Vida hogareña, de Marilynne Robinson. Galaxia Gutenberg, 2016

    Una maravilla, según Sidecar.

    “La voz de un milagro… llega hasta el fondo de las emociones y la psicología de todo lo que le rodea”, según Sergi Sánchez en El Diario.

Biografías, Autobiografías

  1. Mi vida en la carretera, de Gloria Steinem. Alpha Decay, 2016

    Biografía de la ya mítica periodista y escritora feminista estadounidense. Elegido para ser leído por los grupos de lectura feminista virtuales de La Tribu y en Our Shared Shelf, de la actriz Emma Watson

  1. Vivir, de Anise Postel-Vinay (con Laure Adler). Errata Naturae, 2016

    Las memorias de una resistente francesa que sobrevivió al campo de concentración. Mucho, muchísimo horror, pero también el hermoso valor de la solidaridad femenina”, según Devoradora de Libros.

  2. Tú no eres como otras madres: historia de una mujer apasionada, de Angelika Schrobsdorff. Periférica, 2016

    Muy buenas críticas. Devoradora de Libros dice, por ejemplo, que esta biografía, que narra una historia apasionante de una mujer no menos apasionante, enriquece nuestra perspectiva de sobre la primera mitad del siglo XX en Alemania.

    Este libro fue también fue elegido como uno de los 10 mejores del año 2016 por Babelia.

  3. Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado, de Maya Angelou. Libros del Asteroide, 2016

Una excelente decisión la del relanzamientos de este primer volumen de las memorias [existe una edición de 1993 de Lumen] de esta poeta, cantante, bailarina y actriz de Misuri, según Devoradora de Libros.

Utilizado en el Taller Autobiografía de la Fundación Entredós en 2010.

La segunda entrega de la biografía fue elegido también por Emma Watson para su club Our Shared Shelf y fue diseminado por la actriz por Londres, según esta noticia al respecto.

Ensayos

  1. Las tareas de casa y otros ensayos, de Natalia Ginzburg. Lumen, 2016

    Libro de ensayos recomendado vívamente por Sidecar.

    Diosa de las pequeñas cosas, denomina Luis Alemany a esta autora en El Mundo.

LIBROS DE AÑOS ANTERIORES AL 2016

Según orden cronológico inverso por su año de edición, recuperamos los siguientes libros:

Narrativa

  1. El libro y la hermandad, de Iris Murdoch. Impedimenta, 2015

    Novela altamente recomendable, según lectoras del Centro.

    Numerosas buenas críticas, también, como la de Andreu Jaume, que titula su reseña sobre el libro en Babelia como ‘Inteligencia persuasiva’, afirmando que se trata de una de las últimas grandes novelas de la autora.

  1. La mujer helada, de Annie Ernaux. Cabaret Voltaire, 2015

    Recomendada, con ciertas reservas, por Deboradora de Libros, para la esta autora se ha ganado un lugar destacado en la narrativa francesa, tratándose este de un libro muy meritorio que sintetiza en pocas páginas la realidad de una generación (mujeres occidentales de la segunda mitad del siglo XX).

  2. Palabra de sal, de Mónica Collado. Tropo, 2015

    De la periodista granadina Mónica Collado Cañas, ha obtenido el XIX Premio de Novela Vargas Llosa que convocan la Universidad de Murcia, la Fundación Caja Mediterráneo y la Cátedra Vargas Llosa.

  3. El libro de mi destino, de Parinoush Saniee. Salamandra, 2014

    “Retrato rotundo y descarnado de un país… De la mano de una pequeña que solo aspiraba a estudiar”, según Berna González Harbour en Babelia. Premio Bocaccio 2010 a la mejor novela extranjera. Reeditado en 2017.

  4. Limbo, de Melania Mazzucco. Anagrama, 2014

    Publicada en Italia en 2012, la autora consiguió con la misma los Premios Elsa Morante, Rhegium Julii y Bottari Lattes Grinzane.

    “… estremecedora y emocionante historia épica de amor y de guerra, de sacrificio y de compromiso, de muerte y supervivencia, narrada con su habitual maestría…”, se sostiene en Las Lecturas de Guillermo.

  5. Del color de la leche, de Nell Leyshon. Sexto Piso, 2013

    Recomendada por numerosas lectoras del Centro de Documentación.

    Mejor novela de 2014 según los libreros (y libreras) de Madrid.

    Novela elegida ya por el grupo como lectura para este año.

  6. La amiga estupenda, de Elena Ferrante. Lumen, 2012

    Primera entrega de la tetralogía ‘Dos amigas’, de gran éxito y estupenda crítica (véase, por ejemplo, la crítica de esta obra que hizo en su día José María Guelbenzu en Babelia) y que tiene como telón de fondo la ciudad de Nápoles a mediados del siglo pasado y como protagonistas a dos jóvenes mujeres que están aprendiendo a gobernar su vida.

    Recientemente se ha desvelado la identidad de la autora que se escondía tras el pseudónimo, como recoge María Porcel en El Huffingtong Post.

  7. Una edad difícil, de Anna Starobinets. Nevsky Prospects, 2012

    Libro Fundamental según Carmen G. Cueva en un listado de ‘30 libros que tu hijo o hija adolescente le gustaría leer‘ en La Tribu.

    Ganadora del Premio NOCTE al mejor relato y finalista al Premio IGNOTUS al mejor relato.

  8. Tierra desacostumbrada, de Jhumpa Lahiri. Salamandra, 2010

Recomendado por Carlos Boyero en La Ser.

En una entrevista a la autora en El País, Guillermo Antares sostiene entre otras cosas lo siguiente: “… conmovedor libro de relatos que se plantea como una de las sorpresas del año [2010]”

Ensayos

32. Guardar la casa y cerrar la boca: en torno a la la mujer y la literatura, de Clara Janés. Siruela, 2014

Repaso histórico de grandes escritoras de todo el mundo.

El libro tuvo muy buena acogida, cosechando críticas como la de Lourdes Ventura en El Cultural, que finaliza con las siguientes palabras: ” Lo que vemos en este prisma planteado por Janés, sensualidad poética y pensamiento unidos, es la esencia de la historia de las mujeres, iluminada a través de sus manifestaciones literarias, aunque en apariencia sean únicamente breves esbozos de exquisito trazo.”

Para ver más libros recomendados ir a la entrada del año pasado, Los Libros del 2015, a nuestra página Recomiéndanos o al apartado de recomendaciones de la web del Centro de Documentación.

Desearos, pues, un buen año de lecturas fecundas, a lo que esperamos contribuir con esta selección de libros de y sobre mujeres estupendos.

Maruja Mallo y la vanguardia española, de Shirley Mangini

Sesión doble 47 (jueves 9 de octubre de 2014)

Shirley Mangini


Maruja Mallo y la vanguardia española / Shirley Mangini. — Barcelona  : Circe, 2008. — 412 p.

Resumen: “Biografía de una de las mujeres más originales e importantes de la historia del arte español. Dotada de un talento que le permitió compaginar múltiples facetas (entre otras, las de pintora, profesora de arte, ceramista, ilustradora, ensayista, escenógrafa o diseñadora de joyas), Maruja Mallo (1902-1995) es una de las mujeres más originales e importantes de la historia del arte español. Amiga de figuras tan destacadas como Salvador Dalí, Federico García Lorca, Pablo Neruda o Ramón Gómez de la Serna; única mujer del grupo de Vallecas y cuya relación sentimental con Rafael Alberti fue muy importante para ambos, así como su amistad con Miguel Hernández; enérgica, brillante, libre, y transgresora con un temible sentido del humor y llena de atractivo, entre 1922 y 1936 asombró y escandalizó a la sociedad de su tiempo, aunque nadie discutía la calidad de su obra, impregnada de surrealismo y cargada también de una oscuridad que parecía presagiar futuros desastres. La guerra civil, que rompió tantos sueños, la llevó al exilio; en América renacerá con grandes lienzos en los que geometría y naturaleza se acoplan con misteriosa armonía. Su regreso a España en 1965 marca una etapa agridulce donde el personaje, a medio camino entre el presente y el pasado, estuvo a punto de devorar a la artista. Una artista que, siempre hermética respecto a su vida personal, solía declarar:`Mi biografía está en mi pintura´.”

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer).

Valoración del grupo

Como en ocasiones anteriores, este verano nos hemos llevado dos libros: una novela y una biografía.

Comenzamos por esta biografía, que ha gustado mucho a la mayoría del grupo de lectura, ya que Maruja Mallo es todo un personaje digno de conocer en profundidad, tanto por su interesantísima vida como por su obra, de una calidad indiscutible.

A continuación se recogen los textos remitidos por dos integrantes del grupo de lectura que no pudieron asistir a la reunión, por lo que mandaron sus opiniones por escrito.

Isabel dice:

... he leído con mucha ilusión y placer el libro sobre la 
Vida y Obra de Maruja Mallo, y me encantaría comentar con 
vosotras la vida de esta mujer tan singular, vital y 
transgresora en el momento histórico que lo tocó vivir. 
Fue ella misma, a pesar de las imposiciones y restricciones 
de la mujer en aquellos momentos, influyó en la obra de 
algunos de sus compañeros de la generación del 27, aporto 
su creatividad al movimiento surrealista, se expresó a través 
de su obra y aportó su visión en aquellos locos años 20, y 
fueron sus ideas progresistas, en la época de la República, 
lo que le llevo al exilio. Se codeó en Sudamérica con la 
aristocracia, la intelectualidad y sus compañeros del exilio 
e inspiró a la movida madrileña. Fue reconocida, respetada y 
venerada en el Cono Sur, y, al final, hasta en España. Viajó, 
conoció mundo y tuvo todo tipo de experiencias según le 
apetecía vivirlas, también conoció la soledad que lleva 
implícita la transgresión. En fin, fue una mujer moderna
para su tiempo que no le importó pasarse por el forro todas 
las normas impuestas con tal de expresarse y ser ella misma 
en toda su integridad. Un ejemplo de vida transgresora, 
valiente, vital, intensa y original. ¡Un ejemplo de mujer!

Y Pilar escribe:

La biografía  de Maruja Mallo me ha resultado muy reveladora, 
no conocía la vida, sí la obra, de esta mujer. Descubrir a 
este personaje indómito ha sido un placer que debo al grupo. 
Acercarnos a estas mujeres tan intensas y tan olvidadas es un 
regalo con mensaje con ligero tirón de orejas. Aunque parte 
de mi ignorancia sea la consecuencia directa de su falta de 
reconocimiento, de su no inclusión en la generación del 27, 
un insulto de esa deriva misógina que por principios, hasta 
filosóficos, excluía a las hembras. Acabo con una palabras 
de Maruja Mallo, cuando un periodista le preguntaba sobre 
los orígenes de su pintura, decía: "Sale de dentro, de lo 
más dentro, es como una maternidad. Como cuando los poetas 
mandaban a preguntar a las estrella lo que solo saben ellos. 
Aquí el oráculo está en mis entrañas, más cerca..."  y también 
"Creo que nos medimos por la soledad que aguantamos. Mi mejor 
capital es la soledad, porque me da todo. En la soledad estoy 
en comunión con la vía láctea, con la astrología, con el arte, 
con el todo..."

En fin, que nos ha parecido una biografía muy interesante, si bien se le podría achacar el defecto de que adolece de un cierto estilo academicista, prolijo en citas y notas al final del texto, si bien esto también se podría considerar una virtud, por la completa visión que aporta de la vida de una pintora fundamental en la historia de las vanguardias españolas.

Para completar la visión de la época de la que trata la obra, además de los libros de la autora de la biografía que se recogen a continuación, también son muy recomendables otros libros disponibles en el Centro de Documentación, como, por ejemplo, Concha Méndez: memorias habladas, memorias armadas, de Paloma Ulacia Altolaguirre, biografía de la que fuera amiga de juventud de la pintora, o Recuerdos míos, de Isabel García Lorca, deliciosas memorias de la hermana del poeta granadino que leímos el verano pasado.

Más libros de la autora en el Centro de Documentación María Zambrano

Más sobre el libro

Desayuno con… Shirley Mangini, por Juan Cruz en El País (15 de octubre de 2012)

La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero

Sesión 42 ( jueves 06 de febrero de 2014)

rosa montero

Rosa Montero (Madrid, 03 de enero de 1951)


Ridicula idea_ portadaLa ridícula idea de no volver a verte / Rosa Montero. — Barcelona : Seix Barral, 2013. — 240 p.

Resumen: “Cuando Rosa Montero leyó el maravilloso diario que Marie Curie comenzó tras la muerte de su esposo, y que se incluye al final de este libro, sintió que la historia de esa mujer fascinante que se enfrentó a su época le llenaba la cabeza de ideas y emociones. La ridícula idea de no volver a verte nació de ese incendio de palabras, de ese vertiginoso torbellino.

Al hilo de la extraordinaria trayectoria de Curie, Rosa Montero construye una narración a medio camino entre el recuerdo personal y la memoria de todos, entre el análisis de nuestra época y la evocación íntima. Son páginas que hablan de la superación del dolor, de las relaciones entre hombres y mujeres, del esplendor del sexo, de la buena muerte y de la bella vida, de la ciencia y de la ignorancia, de la fuerza salvadora de la literatura y de la sabiduría de quienes aprenden a disfrutar de la existencia con plenitud y con ligereza.

Vivo, libérrimo y original, este libro inclasificable incluye fotos, remembranzas, amistades y anécdotas que transmiten el primitivo placer de escuchar buenas historias. Un texto auténtico, emocionante y cómplice que te atrapará desde sus primeras páginas.”

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer).

Comentario

Este es uno de los libros leídos por el grupo que más nos ha llegado a la mayoría de las integrantes del mismo. Y ello por la sinceridad y la emotividad con la que la autora habla del duelo vivido por ella misma a la muerte por cáncer de su compañero, por el gran interés del retrato que hace de Marie Curie -una mujer admirable no solo en el terreno científico- al hilo del diario escrito por esta tras la muerte accidental de su marido y por todas las reflexiones sobre la vida en general y la vida de las mujeres en particular que han provocado en la autora el estudio de la trayectoria vital de la científica y su propia historia personal. “Te acerca al sentir humano desde la sencillez”, comentó una de las integrantes del grupo. Y todo ello con un lenguaje vivísimo y fluido que hace que realmente sientas que es la vida misma lo que corre por el texto.

 

Libro imprescindible, pues, en opinión de quien esto escribe, aunque -como no podría ser de otro modo- no compartan todas las afirmaciones que se vierten en el mismo, como las que versan sobre la feminidad o la maternidad, o se le encuentren algunas “pegas”, como alguien del grupo que le había enfadado un poco que el personaje de Marie Curie fuera tratado con más dureza que el de su marido, o como otra integrante, a la que le había gustado mucho la parte correspondiente al diario de la científica pero que la parte personal de Rosa Montero le había parecido como una especie de libro de autoayuda.

 

Así que ahí va un buen consejo: no os perdáis la bonita experiencia de leer esta obra. Y es que no podemos estar más de acuerdo con Rosa Montero cuando afirma que “Este es un libro sobre la vida… apasionado y alegre, sentimental y burlón”.

 

Citas

 

Mientras, y a modo de muestra, aquí van algunas citas del libro señaladas por integrantes del grupo en la reunión:

 

p. 79: “… La #Culpabilidad es una emoción tradicionalmente femenina. Sobre todo en épocas pasadas, aunque hoy todavía queden algunos jirones que nos manchan, velos pegajosos como telas de araña. Es una #Culpabilidad socialmente inducida por atreverte a seguir tus deseos, por descuidar tus obligaciones de mujer. #Culpabilidad por ser mala hija, mala hermana, mala esposa, mala madre. Marie sintió la mordedura de todas esas culpas corrosivas y a pesar de ello continuó su camino: era una mujer asombrosa…”

 

p. 113: “… Esa polaca dura y austera que siempre #HonróASusPadres, que llevó sobre los hombros la injusticia del mundo e #HizoLoDebido, de repente intentó aprender la #Ligereza, maravillosa virtud existencial que consiste en saber vivir el presente con plenitud serena…”

 

p. 114: “… Cuando uno se libera del espejismo de la propia importancia, todo da menos miedo.”

 

p. 142-143: “… Cuando era más joven, de hecho hasta hace poco, aspiraba como novelista a la grandeza; a elevarme como un águila y escribir el gran libro sobre la condición humana. Ahora, en cambio, aspiro simple y modestamente a la libertad; si consiguiera ser verdaderamente libre escribiendo, libre del yo consciente, de los mandatos heredados, de la supeditación a la mirada de los otros, de la propia #Ambición, del deseo de elevarme como un águila, de mis miedos y mis dudas y mis deudas y mis mezquindades, entonces lograría descender hasta el fondo de mi inconsciente y quizá pudiera escuchar por un instante la canción colectiva. Porque muy dentro de mí estamos todos. Sólo siendo absolutamente libre se puede bailar bien, se puede hacer bien el amor y se puede escribir bien. Actividades todas ellas importantísimas. Y entonces me preguntarás: ¿Estás siendo de verdad libre en este texto que ahora estás haciendo? Y yo te contesto: Pues no. Tampoco aquí. Pero me esfuerzo.”

 

p. 172: ”… la pena es pura y sagrada, y hasta en la muerte puede haber belleza, si sabemos vivirla.”

p. 188-189: “… Pierre Curie explicó lúcidamente ese dilema entre la pureza y el acomodo con su formidable y limpia lógica:

Debemos ganarnos la vida y esto nos obliga a convertirnos en un engranaje de la máquina. Lo más doloroso son las concesiones que nos vemos forzados a hacer a los prejuicios de la sociedad en la que vivimos. Debemos hacer más o menos concesiones dependiendo de que nos sintamos más débiles o más fuertes. Si uno no hace suficientes concesiones, lo aplastan; si hace demasiadas, es innoble y se desprecia a sí mismo.

 

No creo que se pueda expresar mejor. La vida mancha.”

 

p. 203-204: “¿Y en qué pensaría Madame Curie? ¿Cuál sería su balance final? Sánchez Ron concluye su libro hablando maravillas de la científica y resaltando los graves problemas con los que tuvo que enfrentarse. Y dice: ‘A la luz de semejante biografía e imagen pública, no debería sorprender a nadie que también sea posible identificar en Marie Curie rasgos de gran dureza, ni que su figura transmitiese, con prácticamente insoportable constancia, una profunda tristeza y seriedad‘…

 

Pero no te olvides de la felicitación navideña que escribió a su hija Irène y a Frédéric en diciembre de 1928…:

 

Os deseo un año de salud, de satisfacciones, de buen trabajo, un año durante el cual tengáis cada día el gusto de vivir, sin esperar que los días hayan tenido que pasar para encontrar su satisfacción y sin tener necesidad de poner esperanzas de felicidad en los días que hayan de venir. Cuanto más se envejece, más se siente que saber gozar del presente es un don precioso, comparable a un estado de gracia.

 

¿Te parece la carta de alguien amargado Andes al contrario: creo que, por fin, después de una vida batalladora y muy difícil, de una ambición ardiente y una responsabilidad abrumadora, Manya Sklodowska supo encontrar la #Ligereza.

 

Quién pudiera perder peso como ella y volar. Flotar ingrávida en el tiempo, que es una manera de rozar la eternidad. Vivir en la suprema gracia del aquí y el ahora… Y ahora dime: ¿No has sentido nunca la insidiosa tentación de dejar de ser quien eres? ¿De liberarte de ti mismo? Pero no hace falta ser tan drástico con Wakefield [personaje protagonista de un relato]: bastaría con ir soltando lastre. Con irte desnudando de las capas superfluas. Fuera la dictadura de #HacerLoQueSeDebe. Adiós a la #Ambición esclavizante y a la inseguridad torturadora (estas dos son pareja). Se acabó la #Culpabilidad y el ciego mandato de #HonrrarALosPadres.”

 

Películas y libros mencionados en la reunión

 

Por motivos varios, durante la reunión algunas componentes del grupo recomendaron los siguientes recursos:

 

Enlaces relacionados

Entrevista de María Lillo a Hélenè Langeving-Joliot en el diario ‘El País’. Física nuclear, la nieta de Marie Curie, de 86 años, sorprende por su vitalidad y sus ganas de transmitir lo que sabe, según la autora de la entrevista: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/04/25/actualidad/1398445342_458886.html

Otros libros de la autora en el Centro de Documentación María Zambrano

Leonora, de Elena Poniatowska

Sesión 41 ( jueves 09 de enero de 2014)

Elena Poniatowska.JPG

Elena Poniatowska (París, 19 de mayo de 1932)


leonoraLeonora / Elena Poniatowska. — Barcelona : Seix Barral, 2013. — 267 p.

Resumen: “Estaba destinada a crecer como la rica heredera de un magnate de la industria textil, pero desde pequeña supo que era diferente, que su capacidad de ver lo que otros no veían la convertía en especial. Desafió las convenciones sociales, a sus padres y maestros, y rompió cualquier atadura religiosa o ideológica para conquistar su derecho a ser una mujer libre, personal y artísticamente…

No es la primera vez que Elena Poniatowska retrata como nadie a una mujer excepcional. La increíble vida de Leonora Carrington es, en sus manos, una aventura apasionante, un grito de libertad y una elegante aproximación a las vanguardias históricas de la primera mitad del siglo XX.” (La editorial)

Premio Biblioteca Breve 2011.

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer).

Comentario

Libro elegido por el grupo de lectura con motivo de la concesión del Premio Cervantes 2013 a la escritora y periodista mexicana Elena Pontiatowska.

Aunque no ha habido unanimidad, esta obra  ha fascinado a muchas de las integrantes del grupo de lectura, sobre todo por ser el perfil de una mujer, Eleonora Carrintong, de vida apasionada y apasionante: esta importante pintora -y también escritora- surrealista vivió una turbulenta historia de amor con el pintor Max Ernst, con el que se sumergería en el torbellino del surrealismo parisino de principios del siglo XX; por él enloqueció cuando este fue enviado a un campo de concentración, siendo confinada en un manicomio de Santander, del que escaparía para conquistar Nueva York de la mano de Peggy Guggenheim, instalándose definitivamente en México, donde culminó una de las obras artísticas y literarias más singulares y geniales del siglo XX, al decir de la crítica.

Y es que el libro parece ir madurando a la vez que va creciendo su personaje central, que si bien al principio puede hacerse un poco lejano por su “singularidad” y distantancia de las, digamos, “personas normales”, esta mujer salvaje (un caballo, decía de pequeña que era) va haciéndose más grande con el tiempo y lo que le sucede (según ella, las cosas le pasaban, no las buscaba conscientemente), tanto en su arte como en sus relaciones, también en lo que respecta a su familia, donde su madre, y sobre todo su hijo y su hija, jugarían un papel fundamental.

Mencionar también el curioso estilo narrativo creado por Elena Poniatowska, como comentaba una integrante del grupo de lectura en un correo:

“Me gustó muchísimo esta biografía novelada que, con un para mi inesperado estilo narrativo, ha creado Elena Poniatowska. Es el primer libro que leo de ella… qué bien descubrirla en coherencia con su pensamiento que leí en alguna entrevista:
‘Escribo sobre mujeres porque son las grandes olvidadas’
Además de la fuerza y espíritu libre que logra impregnar en Leonora, dibujándola con tanta fuerza y solidez que exime la mínima duda de no ajustarse a la realidad, me ha atrapado la capacidad de transmitir el ambiente de la época y cómo ese período entre guerras alimentó y fortaleció la rebeldía creativa rasgando ataduras sociales.  
A pesar de tantos sufrimientos me quedé con la sensación de que Leonora ha sido una mujer feliz porque pudo sostener su rebeldía.
Una escritura envolvente, aprendí y disfruté, muy recomendable.  Sin duda deseo leer más de esta escritora…”
Nos quedamos pues, con un muy buen sabor de boca de esta escritora mexicana -a pesar de haber nacido en Europa-, cuarta mujer en recibir el máximo galardón de las letras en español, para la que tan importante es visibilizar a las mujeres. Y es que, como la misma sostía hace poco en una entrevista:  “Las mujeres han sido y son el alma de mi país” (La Nación, 10 de enero de 2014)
Citas del libro
“… Breton, el padre del surrealismo, la encuentra adorable.
-Tu belleza y tu talento nos tienen mesmerizados. Eres la imagen de la femme enfant.
-No soy una femme enfant -le responde airada-. Caí en este grupo por Max, no me considero surrealista. He tenido visiones fantásticas y las pinto y las escribo. Pinto y escribo lo que siento, eso es todo.
-Digas lo que digas, para mí representas a la  «mujer niña» que a través de su ingenuidad entra en contacto directo con el inconsciente.
-¡Todo ese endiosamiento de la mujer es puro cuento! Ya vi que los surrealistas las usan como a cualquier esposa. Las llaman sus musas pero terminan por limpiar el excusado y hacer la cama.” (p. 90-91)
“… lo que sí supo es diferenciar amor de deseo y en esto último no puede quejarse: despertó pasiones y corresondió a casi todas, porque sabe que el deseo que no se satisface abrasa al cuerpo y vivir encenizada no es vivir.” (p. 468)
“Tampoco yo creo en los políticos ni entideno a los que van tras del poder. En el fondo, soy anarquista… El primer anarquista, Lord Acton, decía que «todo poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente».” (p. 490)

Libros de la autora en el Centro de Documentación María Zambrano