Archivo de la categoría: Micromachismos

Canción para el 25 de Noviembre de 2015: Dónde se habrá metido esta mujer, por Javier Krahe

Para conmemorar el 25 de noviembre, este año elegimos ‘Dónde se habrá metido esta mujer’, una estupenda canción con música de Alberto Pérez y letra del genial Javier Krahe, recientemente fallecido.

Esta canción siempre me ha recordado una cosa que me decía mi madre cuando era pequeña: “Hija, estudia que no tengas que aguantar a ningún imbécil”. Pues bien, la mujer de esta historia ya ha dejado de aguantar a uno de ellos.

En cualquier caso, hay que prestar mucha atención a las violencias patriarcales, algunas no tan evidentes por disfrazarse de distintas formas, como en la canción ‘Marieta’, de Georges Brassens -otro cantautor genial, por otra parte-, de letra tan ‘simpática’ y tan graciosamente cantada por Javier Krahe:

Muy simpática, sí, pero veamos qué dice la letra de la canción hacia el final:

Y cuando ya por fin
fui a degollar a Marieta
la bella, la traidora
de un soponcio
se me había muerto ya.
Y yo con mi puñal
como un gilipollas, madre.
Y yo con mi puñal
como un gilipollas.

Y todo porque la tal Marieta no respondía a sus expectativas. Y encima no para de mentar a la madre…

En fin, que habrá que mantenerse alerta en contra de todas las violencias machistas.

Más entradas en el blog relacionadas con el 25N

Anuncios
Vídeo

Una canción para el 25 de Noviembre: You don’t own me (No eres mi dueño)

Como parece que en la actualidad, y a pesar de tanta lucha feminista, la violencia de género y el “amor romático” siguen bien instalados entre la juventud, este 25 de noviembre vamos a reivindicar las relaciones igualitarias y autónomas con la canción You don’t own me (No eres mi dueño – o No te pertenezco-), grabada por la cantante estadounidense Lesley Gore en 1964, cuando Gore contaba con 18 años de edad:

 

La letra en castellano diría más o menos así:

No eres mi dueño, no soy solo uno más de tus tantos juguetes
No eres mi dueño, no digas que no puedo salir con otros chicos

Y no me digas qué debo hacer
Y no me digas qué he de decir
Y, por favor, cuando salga contigo
No me exhibas, porque

No eres mi dueño, no trates de cambiarme de ninguna forma
No eres mi dueño, no me ates porque nunca me quedaré

Oh, y no me digas qué debo hacer
No, no me digas qué he de decir
Y, por favor, cuando salga contigo
 No me exhibas, porque

Yo no te digo qué has de decir
Ah, yo no te digo qué debes hacer
Así que simplemente déjame ser yo misma
Eso es todo lo que te pido

Soy joven y me encanta ser joven
Soy libre y me encanta ser libre
Para vivir mi vida como yo quiera
Y decir y hacer lo que me plazca

No eres mi dueño!

Como veis, el mensaje principal de la canción tiene validez no solo para jóvenes y adolescentes sino para todas las mujeres, incluidas maduras y mayores, educadas mayoritariamente para gustar y ajustarnos más a las demandas externas que a nuestros propios deseos y necesidades.

No en vano, entre las muchas versiones de esta canción podemos encontrar una de Diane Keaton, Bette Midler y Goldie Hawn en la película de 1996 The First Wives Club (El club de las primeras esposas, disponible en nuestro Centro de Documentación):

 

Y es que esta canción da mucho de sí. De hecho, incluso fue utilizada en un vídeoclip por activistas feministas norteamericanas dentro de una campaña  contra el voto republicano en las elecciones de 2012.  Las protagonistas del clip muestras carteles en el que le piden a la iglesia alejarse de la discusión del aborto y les dicen a los políticos que su cuerpo no es un campo de batalla:

 

Más sobre el buen trato en el amor y en las relaciones de pareja en diversas entradas del blog:

Solo resta decir que No hemos de consentir ningún atisbo de violencia machista!