Archivo de la categoría: Literatura

Día del Libro 2019: 5 obras, 5 autoras del mundo

Celebramos la semana del Día del Libro difundiendo en redes sociales 5 de los libros leídos por nuestro grupo de lectura de autoras de diversos orígenes geográficos, uno por cada uno de los días laborables de la semana.

Comenzamos el lunes 22 con ‘Farándula‘, de la española Marta Sanz, novela sobre el mundo del teatro como metáfora de la sociedad y sus cambios en nuestro país. El Centro de Documentación cuenta con casi toda la producción editorial de esta autora ya que es especialmente interesante desde el punto de vista de género por ser un tema muy presente en su obra y en su labor docente y como articulista en prensa.

Por proximidad geográfica continuamos el martes 23, Día del Libro propiamente dicho, con la escritora portuguesa Lídia Jorge y su libro de relatos ‘Los tiempos del esplendor‘, cuyo lote nos donó la Fundación Tres Culturas. Con ello tuvimos acceso a una autora sumamente grata e inteligente, de un país tan cercano al nuestro pero al que seguramente no prestamos la atención que merece. Especialmente interesante resulta, pienso, el acercamiento de muchas de sus narraciones al mundo de las colonias portuguesas y esa forma tan sutil de dejar abierta la interpretación de sus relatos a la imaginación de quienes los leen. Además del lote referido, en el Centro de Documentación contamos con otras obras de la autora.

El miércoles 23 le tocó el turno a ‘Nada crece a la luz de la luna‘, de la noruega Toborg Nedreaas, una novela que muestra los estragos de la pobreza y del amor romático de una autora de gran reconocimiento en su ámbito geográfico y que en nuestro país ha cobrado nueva actualidad dos años después de la edición del libro en castellano por ser citado en ‘Poder y gloria’, la última película de Almodóvar.

El jueves 24, con ‘Sueños desde el umbral: memorias de una niña de harén‘, de Fatema Mernissi, nos acercamos a Marruecos, un país de otro continente tan cercano y lejano a la vez. Resulta una delicia leer esta autobiografía novelada y comprobar cómo nuestras ancestras han luchado porque las mujeres alcancemos los mismos derechos que los hombres incluso en culturas tan patriarcales, en general, como la árabe. De esta autora, quien fuera profesora universitaria y figura de gran relevancia intelectual en el mundo árabe y cuya labor dedicó casi en exclusiva a la condición femenina en las sociedades musulmanas, contamos en el Centro de Documentación con todas sus obras editadas en castelano.

Y finalizamos el viernes 26 dando el salto a América con ‘Apegos feroces‘, otra magnífica autobiografía, en esta ocasión de la neoyorquina Vivian Gornick, periodista, escritora y activista feminista estadounidense considerada una de las voces más destacadas en los años 70 de la segunda ola feminista de Estados Unidos. Esta obra, que narra la a veces complicada relación de la autora con su madre con la ciudad de Nueva York como fondo, ha tenido su continuación natural con ‘La mujer singular y la ciudad‘, de edición reciente en nuestro país.

Con esta pequeña panorámica de libros de escritoras del mundo hemos pretendido hacerles un homenaje por lo mucho que nos han hecho aprender y disfrutar, además de contribuir a la difusión que tan interesantes obras merecen.

Con la ventaja añadida de que de todos los libros citados el Centro de Documentación cuenta con lotes de 20 ejemplares a disposición del grupo de lectura que desee solicitarlos en préstamo.

Para esto -y mil cosas más- servimos las Bibliotecas 😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Día de las Escritoras 2018

 

Este año el Centro de Documentación María Zambrano y las Bibliotecas de los Centros Provinciales del Instituto Andaluz de la Mujer nos hemos sumado a la celebración del Día de las Escritoras.

Los actos conmemorativos de tan sugerente Día han tenido lugar en esta ocasión el  lunes 15 de octubre simultaneamente en las sedes de todos los Centros Provinciales y han consistido en la lectura a cargo de escritoras y profesionales -muchas de ellas integrantes de grupos de lectura feminista- residentes en las respectivas provincias de un Manifiesto y de los siguientes fragmentos de obras de escritoras andaluzas o ligadas a Andalucía, precedidos por breves semblantes de las mismas:

Manifiesto

  1. Josefa Moreno (Jaén, 1820-?)
  2. Carmen de Burgos (Almería, 1876-1932)
  3. Isabel Oyarzábal (Málaga, 1878-1974)
  4. Zenobia Camprubí (Malgrat del Mar-Barcelona, 1887-1956)
  5. Victoria Kent (Málaga, 1898-1987)
  6. María Laffitte (Sevilla, 1902-1986)
  7. María Zambrano (Vélez Málaga-Málaga, 1904-1991)
  8. Eena Martín Vivaldi (Granada, 1907-1998)
  9. Concha Lagos (Córdoba, 1907-2007)
  10. Mercedes Formica (Cádiz, 1913-2002)

En la galería de imágenes creada al efecto se accede a las fotos y a un vídeo de los actos realizados en los distintos Centros Provinciales.

La actividad ha sido comisariada por la escritora Carmen G. de la Cueva, de La Tribu, y se enmarca en la campaña ‘Hojas Perennes: Un Otoño de Letras en Femenino‘, que este año, además de la celebración objeto de esta entrada, se plantea la formación y dinamización de clubes de lectura feminista ligados a las Bibliotecas de los Centros Provinciales que aún no cuentan con los mismos, actividad esta última a cargo de la psicóloga y animadora sociocultural Paola Fernández Zurbarán.

Todo un lujo haber contado con la participación de tantas y tan valiosas mujeres en los actos y con un público atento a las lecturas de escritoras imprescindibles pero no lo suficientemente reconocidas en la mayoría de los casos, todas ellas rebeldes y transgresoras, eso sí, como no podía ser de otra forma.

Seguimiento de los actos en prensa:

Finalizar con imágenes del cartel y el folleto diseñados por Constanza del Junco para la campaña ‘Hojas Perennes: Un Otoño de Letras en Femenino’:

 

 

Feria del Libro de Sevilla 2018: Mesa redonda y lecturas de clubes de lectura feminista de la ciudad

El día 8 del pasado mes de mayo la Feria del Libro de Sevilla 2018, organizada este año bajo el lema ‘Mujeres de Letras Tomar’, celebró su propio 8M para lo que nos regaló varias actividades en torno a las Mujeres y la Literatura.

Dedicamos esta entrada a una de dichas actividades: la mesa redonda ‘Una genealogía propia. La importancia de los clubes de lectura feministas’, organizada por el Instituto Andaluz de la Mujer, en la que participamos los grupos de lectura feminista de la ciudad: el club de La Tribu que se reúne en la libraría Casa Tomada; Arcadia, del espacio de coworking de mismo nombre; el de La Tribu recientemente creado por el Centro Andaluz de las Letras en la Biblioteca Pública Provincial; y finalmente el nuestro, Generando Lecturas, encuadrado en el Centro de Documentación María Zambrano del Instituto Andaluz de la Mujer.

Los objetivos principales de esta actividad eran poner en valor la labor de estos clubs, reivindicando la necesidad de crear espacios de discusión y debate en torno a la literatura femenina, concienciar sobre sus posibilidades y favorecer la cooperación entre los mismos.

El acto comenzó con la mesa redonda propiamente dicha, en la que las representantes de los distintos grupos de lectura respondimos a una serie de preguntas de Carmen G. de la Cueva, coordinadora de la actividad, sobre por qué opinábamos que son importantes los clubs de estas características, orígenes de los presentes, desafíos y procesos de afianzamiento de los mismos y herramientas y consejos para quienes quisieran formar grupos de lectura como los nuestros.

Señalar aquí que Generando Lecturas es más longevo de este tipo de grupos de la ciudad y -que sepamos- de toda Andalucía y que nuestras respuestas a las preguntas planteadas fueron en la misma línea de las de las representantes del resto de grupos: la importancia de dar relevancia a la literatura escrita por mujeres, dado que hoy por hoy sigue estando menos valorada, en general, que la realizada por los hombres, reivindicando la universalidad de esta literatura -no tiene sentido pensar que lo masculino es universal y lo femenino solo tiene interés para las propias mujeres- y las posibilidades que ofrece la literatura para reflexionar sobre la vida, para lo que nuestros grupos utilizamos la perspectiva de género como modo de enriquecer nuestras miradas sobre el mundo y las temáticas que nos atañen como seres humanos. Además, aprovechamos para publicitar la gran cantidad de lotes de libros que tenemos en el Centro de Documentación a disposición de cualquier grupo de lectura que los quiera solicitar, muchos de ellos relacionados con otros recursos también disponibles en el Centro como pueden ser películas basadas en dichos libros.

Y tras un breve turno de intervenciones de un público entregado, dado que muchas de las personas presentes forman parte de estos u otros grupos de lectura, finalmente vino lo más bonito de la actividad: lecturas de fragmentos de libros leídos por los distintos grupos de lectura por integrantes de los mismos, para lo que se eligieron textos de las siguientes obras (ordenados alfabéticamente por apellidos de las autoras correspondientes):

Como muestra, aquí tenéis unos banners (o anuncios, en la traducción que recomienda Fundéu para dicha palabra) creados por Carmen G. de la Cueva para la difusión del evento en las redes sociales:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente comentar que todos los libros citados están a vuestra disposición en el Centro de Documentación, algunos también en lotes para grupos de lectura, y animaros a que forméis vuestro grupo de lectura feminista propio, para lo que podéis contar con nuestros recursos y asesoramiento, si es que así lo deseáis.

En el Día del Libro 2018, artículos sobre libros de escritoras imprescindibles

Con motivo de la celebración del Día del Libro 2018 hemos reunido una serie de artículos recientes con recomendaciones de libros de escritoras imprescindibles.

Lo que pretendemos con ello es contribuir a la difusión de la literatura hecha por mujeres pues, aunque se dice que somos pilares esenciales del mundo del libro (“Son las principales lectoras, aumentan como autoras y ocupan gran parte de los cargos en la cadena de valor del libro”, se sostiene en la cubierta del número 5 de primavera de 2018 de la revista WMagazín en su edición impresa), lo cierto es que basta con mirar los suplentos culturales de los periódicos y las revistas de libros para ver que esto no tiene su justo reflejo en los medios. 

Vaya, pues, aquí una selección de artículos recientes que sí dan la relevancia que merecen a libros escritos por mujeres:

Además de los libros recomendados en los artículos anteriores, podéis encontrar más títulos imprescindibles en la página de RECOMIÉNDANOS de este propio blog.

Como no podría ser de otra forma, los libros señalados están -o lo estarán en breve- a vuestra disposición en nuestro Centro de Documentación María Zambrano.

¡Feliz Día del Libro 2018!

En el Día del Libro 2017, selección de recursos en línea sobre Mujer y Literatura

Con motivo de la próximidad de la celebración del Día del Libro 2017 hemos seleccionado una serie de recursos en línea sobre Mujeres y Literatura.

Lo que pretendemos con ello es contribuir al análisis y el enriquecimiento de miradas sobre un tema que a veces genera controversia pues diferenciar entre Literatura y Género suele conllevar consecuencias negativas para el ‘género’ mujer. Y es que la crítica y los medios aún se permiten preguntarse en ocasiones si lo que escriben las escritoras tiene interés para todo el mundo o sólo para las mujeres, incluso que si lo que leen las mujeres es o no de calidad, expresando con ello una mentalidad claramente patriarcal de una forma muy naif, según le oí decir en una ocasión a la escritora y gran especialista en la materia Laura Freixas.

Si una mujer escribe un libro sobre la familia es un libro doméstico, pero si un hombre escribe un libro sobre la familia es una obra maestra sobre la condición humana. Como en la vida… en literatura también hay mucho estereotipo”, decía al respecto Lisa McInerney  en una entrevista.

También sobre el tema la observación “… Lo doméstico es universal en letra de varón, y en letra de mujer es personal, íntimo: no es político. “, de Marina Mariasch en un artículo que se puede encontrar más abajo a contenido completo.

No obstante lo dicho, hay estudiosas de la materia que sostienen que existen algunas cuestiones diferenciales -y enriquedoras- entre la literatura escrita por hombres y mujeres, como por ejemplo que estas han aportado temáticas nuevas, como las relaciones entre madres e hijas o las relaciones entre mujeres -sin que necesariamente haya hombres por medio o alrededor-.

Lo que sí parece claro es que tradicionalmente las escritoras no han contado con los mismos medios que sus colegas varones, como ya reclamaba Virginia Woolf en su libro ‘Una habitación propia‘ -un gran clásico leído y disfrutado por el grupo de lectura en su momento-, situación que no se ha solventado en su totalidad en la actualidad, ya que la discriminación de género se deja notar también en este terreno, como se puede constatar con la consulta de los recursos que se recogen a continuación.

Finalizar la presentación de estos recursos con una cita del artículo La vida secreta de Alice Munro, de la escritora Elvira Lindo (El País, 4 diciembre 2010), donde dice de la popular escritora canadiense los siguiente:

“… Su hija Sheila cuenta en un libro original y conmovedor (Vida de madre e hijas. Creciendo con Alice Munro) cómo cuando ella y sus hermanas irrumpían en aquella habitación su madre retiraba el cuaderno a un lado, como si quisiera dar a entender que estaba haciendo algo tan prosaico como la lista de la compra. Hoy, a sus casi ochenta años, Munro, tan esquiva como entonces, despliega una especie de maternidad no deseada pero real sobre todos los escritores canadienses…”

PD: No me resisto a poner una cita de una entrevista publicada por el El País el sábado 22 de abril a la escritora norteamecicana Siri Hustvedt, donde, entre otras cosas, dice lo siguiente en relación a la materia que nos ocupa:

La única diferencia entre una intelectual mujer y un intelectual hombre es que aquella ha de estar preparada para ser atacada y castigada; lo que en el hombre es sensibilidad y brillantez, en la mujer es emotividad y pretenciosidad… La clave está en alejarse y examinar los prejuicios que todos tenemos”.

Recursos en línea sobre mujer y literatura

¡Feliz Día del Libro 2017!

 

Ábreme con cuidado

Sesión 67 (13 de diciembre de 2016)

Ábreme con cuidado / prólogo de Gloria Fortún; relatos inéditos de Isabel Franc, Clara Asunción García, Pilar Bellver, Carmen Samit, Gloria Fortún, Lola Robles, Camen Nestares, Carmen Cuenca y Gloria Bosch Maza. — [Madrid] : Dos Bigotes, (c) 2015.–240 p.

“‘Ábreme con cuidado’ es el fruto de un desafío planteado a nueve magníficas autoras españolas -Clara Asunción García, Isabel Franc, Pilar Bellver, Lola Robles, Gloria Bosch Maza, Carmen Samit, Gloria Fortún, Carmen Nestares, Carmen Cuenca-: convertir las figuras de Natalie Clifford Barney, Patricia Highsmith, Virginia Woolf, Marguerite Yourcenar, Aphra Behn, Carson McCullers, Elizabeth Bishop, Emily Dickinson y Gloria Fuertes en protagonistas de un relato de ficción.”

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer)

Valoración

Obra coral con relatos sobre o inspirados en escritoras lesbianas famosas realizados por escritoras españoles de la misma orientación sexual.

Se trata, pues, de una obra literaria reivindicativa, que ‘visibiliza’ que también las mujeres, escritoras en este caso, tienen derecho a la sexualidad que mejor les cuadre en cada momento y que eso no es -o, en todo caso, no debería ser- un ‘handicap’ para nada, habiendo existido -y existiendo en la actualidad- grandes escritoras lesbianas, lo que no les ha impedido sino que más bien les ha inspirado la creación de una obra literaria extraordinaria.

Siendo nuestro grupo de lectura de mujeres tan diverso, las opiniones expresadas en la reunión fueron como era de prever, diversas: a algunas les habían gustado mucho algunos relatos y no tanto otros, y a otras todo lo contrario. Por ejemplo, a Carmen J. le había gustado mucho el de ‘A Virginia le gustaba Lita’, de Pilar Bellver sobre Virginia Woolf y Vita Sackville-West, del que decía que se notaba que estaba muy bien documentado, mientras que a Concha le había maravillado el titulado ‘Tu nombre me lo callo’, de Gloria Bosch Maza sobre Gloria Fuertes, que se había leído tres veces seguidas. Esto provocó que con posterioridad otras componentes del grupo diéramos una segunda oportunidad y disfrutaramos algunos de los relatos que al principio no nos habían terminado de seducir.

Y es que una de las cosas estupendas de un grupo de lectura es que la mirada sobre las obras se enriquece extraordinariamente, lo que hace que en las reuniones nos hagamos conscientes de cuestiones que quizá habíamos pasado por alto o no habíamos valorado y sentido en su momento en su justa medida.

Más opiniones sobre el libro: una compañera que no pudo venir a la reunión comentó previamente a la misma que se notaba que se trataba de una obra de encargo, por lo que algunos relatos estaban más conseguidos que otros, en función, quizá, de la cercanía de las distintas autoras con la escritora que le había tocado ‘rel(tr)atar’. Otra compañera dijo que había ‘sufrido’ con muchos de los relatos por mostrar los mismos una realidad compleja, motivada quizá porque, por presiones sociales y familiares, las escritoras reflejadas en los mismos habían debido reprimirse, ocultarse o vivir contra las normas sociales al uso, con los posibles desequilibrios que ello puede provocar. Y en relación a este tema, dando una visión enriquecedora de la sexualidad, otra compañera concluyó con un bello pensamiento, algo así como que las opciones sexuales deberiámos manternerlas abiertas a lo largo de toda la vida e ir desarrollando todo el tiempo los deseos y sentimientos con las personas que vayamos sintiendo en cada momento, sin importar el sexo de las mismas.

En lo finalmente todas estuvimos de acuerdo es en que la gran bondad de este libro es que te lleva a descubrir -o redescubrir- autoras fundamentales, abriendo así un mundo de posibilidades lectoras y vitales.

Obras citadas en la reunión y en el libro

Películas mencionadas en la reunión, relacionadas con la temática del libro:

No las tenemos en nuestro Centro de Documentación ni están disponibles para su adquisición por los medios convencionales pero pueden descargarse en webs de cine autorizadas.

Sí tenemos, en cambio, los siguientes libros relacionados con la obra, varios de ellos citados en la misma:

  • El almanaque de las mujeres, de Djuna Barnes. Egales, 2008

    Parodia en torno al alocado círculo sáfico de Natalie Barney y su Académie des Femmes

  • Carol, de Patricia Highsmith. Anagrama, 1997

    Novela de tintes autobiográficos en la que se basa la película del mismo título sobre la que versa un artículo de Elvira Lindo en El País (6 feb. 2016).

  • A Virginia le gustaba Vita, de Pilar Bellver. Dos Bigotes, 2016

    Obra que desarrolla el relato del mismo título de la obra sobre la relación entre Virginia Wolf y Vita Sackville West.

  • Una habitación propia, de Virginia Woolf. Seix Barral, 2011

    Obra fundamental de la escritora, ‘disfrutada’ en su día por el grupo de lectura.

Más noticias y opiniones sobre la obra

¿Qué es la literatura feminista?, por Montserrat Barba Pan

Por su interés en relación a la temática de nuestro blog, a continuación reproducimos un artículo publicado originalmente en el apartado de Feminismo de la web About en español en febrero de 2015.

¿Qué es la literatura feminista?                                                                     Solo el 25% de los libros que se publican en España son escritos por mujeres

monserrat-barba-panPor Monserrat Barba Pan, Experta en Feminismo

Doris Lessing - ©John Downing / Getty Images (Hulton Archive)“A través de los casos periodísticos que investiga Annika Bengtzon, protagonista de ‘Dinamita’ o ‘Studio sex’, la sueca Liza Marklund analiza las dificultades de las mujeres en un mundo de hombres, el sexismo cotidiano, o sus odiseas para conciliar su vida familiar y personal.

Marklund considera su obra “literatura feminista” porque en ella se habla de la situación de las mujeres en una estructura social dominada por hombres.

Ella es un ejemplo más de una categoría de ficción que denuncia la vulneración de los derechos de la mujer y reflexiona sobre el rol de la mujer en la sociedad y que, más que un género en sí mismo, es una perspectiva o punto de vista ante las historias. Susan Sontag, Alice Munro o Doris Lessing son algunas de sus autoras de referencia, al igual que Chimamanda Ngozi Adichie, cuya novela ‘Americanah’ (Mondadori) es una de las más premiadas del año y obtuvo en el mes de marzo el National Book Critics Circle Awards. Un premio al que aspiraban como finalistas cuatro mujeres escritoras y solamente un hombre, un hecho todavía excepcional.

La literatura feminista englobaría también todos los ensayos, libros de teoría, manifiestos y tratados sobre el feminismo, desde los trabajos de pioneras como Mary Wollstonecraft hasta otros más recientes como la ‘Teoría King Kong’, de Virginie Despentes.

Literatura escrita por mujeres

La literatura escrita por mujeres, también la feminista, sigue siendo minoritaria. Supone solo un 25% de los libros que se publican y las escritoras apenas tienen presencia en los libros de texto (un 12%) ni reconocimiento en los premios (un 19% frente al 81% de hombres galardonados, menos todavía en los institucionales), según un estudio de la iniciativa Leamos Autoras 2014, puesta en marcha en Internet para promover la lectura de literatura femenina.

Las revistas y publicaciones especializadas siguen reseñando muchos más libros escritos por hombres que por mujeres (protagonistas en menos del 25% de las críticas) y son prácticamente invisibles en las antologías literarias (un 9% en las de poesía) y en los libros de historia.

A finales de los años 90 era habitual hablar del bum de la literatura femenina para referirse al éxito de las novelas de ficción escritas por mujeres y dirigidas a un público femenino. En efecto, el porcentaje de lectoras era entonces (y continúa siendo) superior al de lectores (actualmente un 62,4% de mujeres frente a un 53,5% de hombres, según la Federación de Editores de España) y las editoriales dieron respuesta a esa demanda con nuevas autoras y más historias con protagonistas femeninas, aunque en muchas ocasiones de forma estereotipada.

Se promovió así la llamada “literatura femenina” para clasificar las novelas de Laura Esquivel, Isabel Allende o, más recientemente, Stephanie Meyer o María Dueñas, todas ellas superventas. La categoría se hizo popular, pero reducida casi en exclusiva a la ‘novela romántica’ y menospreciada por la crítica como si tuviese una calidad literaria inferior.

Escribir y publicar, una reivindicación feminista

Que una mujer pudiese escribir y, sobre todo, publicar fue durante siglos una reivindicación feminista. Autoras como Emilia Pardo Bazán criticaron abiertamente que los espacios sociales y culturales estaban cerrados para las autoras. Y, hoy en día,  junto a la guerra del lenguaje, la batalla por el reconocimiento continúa.

En ‘Un cuarto propio’, Virginia Woolf comparte su análisis de los fondos de la biblioteca del Museo Británico para intentar trazar una línea del tiempo sobre la literatura femenina. Analizaba por un lado cómo se retrataba a las mujeres en los grandes clásicos así como la misoginia en autores como Shakespeare o Flaubert. Y, sobre todo, hizo hincapié en las ausencias: las “poetas suprimidas”. Todas las historias que no fueron contadas porque la sociedad patriarcal así lo había decidido, y la mujer tenía otras dedicaciones y era relegada en el plano intelectual.

“Se ha empobrecido incalculablemente la literatura con las puertas que le han sido cerradas a las mujeres”. (‘Un cuarto propio’, Virginia Woolf).

Woolf recuerda a Cristina de Pisán, primera mujer escritora de la que la historia tiene referencia, pero también a George Sand, que se vestía de hombre para moverse en los círculos literarios del París del siglo XIX. La autora de ‘Orlando’ hizo una revisión crítica de la historia de la literatura y una relectura feminista de escritoras clave como Jane Austen o las hermana Brontë.

De ahí que ‘Un cuarto propio’ sea una obra pionera de la llamada “crítica literaria feminista”, que eclosiona en Estados Unidos con la publicación de la ‘Política Sexual’ de Kate Millet (1969) y se encarga precisamente de eso, de cuestionar los géneros, las técnicas narrativas, los temas abordados, el canon literario, la propiedad intelectual, los criterios de edición…

Esta labor de revisión cultural, que se sigue llevando a cabo hoy en todas las artes y esferas creativas, está permitiendo reeditar a grandes escritoras y descubrir nuevos argumentos, nuevos prismas y nuevas lectoras. El gran objetivo es conseguir que obras fundamentales de la literatura  tengan su lugar privilegiado en el parnaso y que las mujeres publiquen y controlen su trabajo en igualdad de condiciones que sus colegas escritores.”

(Acceso al artículo original: http://feminismo.about.com/od/publicaciones/fl/Mujeres-escritoras-eacutexito-maacutes-allaacute-de-los-prejuicios.htm?nl=1)