La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero


Sesión 42 ( jueves 06 de febrero de 2014)

rosa montero

Rosa Montero (Madrid, 03 de enero de 1951)


Ridicula idea_ portadaLa ridícula idea de no volver a verte / Rosa Montero. — Barcelona : Seix Barral, 2013. — 240 p.

Resumen: “Cuando Rosa Montero leyó el maravilloso diario que Marie Curie comenzó tras la muerte de su esposo, y que se incluye al final de este libro, sintió que la historia de esa mujer fascinante que se enfrentó a su época le llenaba la cabeza de ideas y emociones. La ridícula idea de no volver a verte nació de ese incendio de palabras, de ese vertiginoso torbellino.

Al hilo de la extraordinaria trayectoria de Curie, Rosa Montero construye una narración a medio camino entre el recuerdo personal y la memoria de todos, entre el análisis de nuestra época y la evocación íntima. Son páginas que hablan de la superación del dolor, de las relaciones entre hombres y mujeres, del esplendor del sexo, de la buena muerte y de la bella vida, de la ciencia y de la ignorancia, de la fuerza salvadora de la literatura y de la sabiduría de quienes aprenden a disfrutar de la existencia con plenitud y con ligereza.

Vivo, libérrimo y original, este libro inclasificable incluye fotos, remembranzas, amistades y anécdotas que transmiten el primitivo placer de escuchar buenas historias. Un texto auténtico, emocionante y cómplice que te atrapará desde sus primeras páginas.”

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer).

Comentario

Este es uno de los libros leídos por el grupo que más nos ha llegado a la mayoría de las integrantes del mismo. Y ello por la sinceridad y la emotividad con la que la autora habla del duelo vivido por ella misma a la muerte por cáncer de su compañero, por el gran interés del retrato que hace de Marie Curie -una mujer admirable no solo en el terreno científico- al hilo del diario escrito por esta tras la muerte accidental de su marido y por todas las reflexiones sobre la vida en general y la vida de las mujeres en particular que han provocado en la autora el estudio de la trayectoria vital de la científica y su propia historia personal. “Te acerca al sentir humano desde la sencillez”, comentó una de las integrantes del grupo. Y todo ello con un lenguaje vivísimo y fluido que hace que realmente sientas que es la vida misma lo que corre por el texto.

 

Libro imprescindible, pues, en opinión de quien esto escribe, aunque -como no podría ser de otro modo- no compartan todas las afirmaciones que se vierten en el mismo, como las que versan sobre la feminidad o la maternidad, o se le encuentren algunas “pegas”, como alguien del grupo que le había enfadado un poco que el personaje de Marie Curie fuera tratado con más dureza que el de su marido, o como otra integrante, a la que le había gustado mucho la parte correspondiente al diario de la científica pero que la parte personal de Rosa Montero le había parecido como una especie de libro de autoayuda.

 

Así que ahí va un buen consejo: no os perdáis la bonita experiencia de leer esta obra. Y es que no podemos estar más de acuerdo con Rosa Montero cuando afirma que “Este es un libro sobre la vida… apasionado y alegre, sentimental y burlón”.

 

Citas

 

Mientras, y a modo de muestra, aquí van algunas citas del libro señaladas por integrantes del grupo en la reunión:

 

p. 79: “… La #Culpabilidad es una emoción tradicionalmente femenina. Sobre todo en épocas pasadas, aunque hoy todavía queden algunos jirones que nos manchan, velos pegajosos como telas de araña. Es una #Culpabilidad socialmente inducida por atreverte a seguir tus deseos, por descuidar tus obligaciones de mujer. #Culpabilidad por ser mala hija, mala hermana, mala esposa, mala madre. Marie sintió la mordedura de todas esas culpas corrosivas y a pesar de ello continuó su camino: era una mujer asombrosa…”

 

p. 113: “… Esa polaca dura y austera que siempre #HonróASusPadres, que llevó sobre los hombros la injusticia del mundo e #HizoLoDebido, de repente intentó aprender la #Ligereza, maravillosa virtud existencial que consiste en saber vivir el presente con plenitud serena…”

 

p. 114: “… Cuando uno se libera del espejismo de la propia importancia, todo da menos miedo.”

 

p. 142-143: “… Cuando era más joven, de hecho hasta hace poco, aspiraba como novelista a la grandeza; a elevarme como un águila y escribir el gran libro sobre la condición humana. Ahora, en cambio, aspiro simple y modestamente a la libertad; si consiguiera ser verdaderamente libre escribiendo, libre del yo consciente, de los mandatos heredados, de la supeditación a la mirada de los otros, de la propia #Ambición, del deseo de elevarme como un águila, de mis miedos y mis dudas y mis deudas y mis mezquindades, entonces lograría descender hasta el fondo de mi inconsciente y quizá pudiera escuchar por un instante la canción colectiva. Porque muy dentro de mí estamos todos. Sólo siendo absolutamente libre se puede bailar bien, se puede hacer bien el amor y se puede escribir bien. Actividades todas ellas importantísimas. Y entonces me preguntarás: ¿Estás siendo de verdad libre en este texto que ahora estás haciendo? Y yo te contesto: Pues no. Tampoco aquí. Pero me esfuerzo.”

 

p. 172: ”… la pena es pura y sagrada, y hasta en la muerte puede haber belleza, si sabemos vivirla.”

p. 188-189: “… Pierre Curie explicó lúcidamente ese dilema entre la pureza y el acomodo con su formidable y limpia lógica:

Debemos ganarnos la vida y esto nos obliga a convertirnos en un engranaje de la máquina. Lo más doloroso son las concesiones que nos vemos forzados a hacer a los prejuicios de la sociedad en la que vivimos. Debemos hacer más o menos concesiones dependiendo de que nos sintamos más débiles o más fuertes. Si uno no hace suficientes concesiones, lo aplastan; si hace demasiadas, es innoble y se desprecia a sí mismo.

 

No creo que se pueda expresar mejor. La vida mancha.”

 

p. 203-204: “¿Y en qué pensaría Madame Curie? ¿Cuál sería su balance final? Sánchez Ron concluye su libro hablando maravillas de la científica y resaltando los graves problemas con los que tuvo que enfrentarse. Y dice: ‘A la luz de semejante biografía e imagen pública, no debería sorprender a nadie que también sea posible identificar en Marie Curie rasgos de gran dureza, ni que su figura transmitiese, con prácticamente insoportable constancia, una profunda tristeza y seriedad‘…

 

Pero no te olvides de la felicitación navideña que escribió a su hija Irène y a Frédéric en diciembre de 1928…:

 

Os deseo un año de salud, de satisfacciones, de buen trabajo, un año durante el cual tengáis cada día el gusto de vivir, sin esperar que los días hayan tenido que pasar para encontrar su satisfacción y sin tener necesidad de poner esperanzas de felicidad en los días que hayan de venir. Cuanto más se envejece, más se siente que saber gozar del presente es un don precioso, comparable a un estado de gracia.

 

¿Te parece la carta de alguien amargado Andes al contrario: creo que, por fin, después de una vida batalladora y muy difícil, de una ambición ardiente y una responsabilidad abrumadora, Manya Sklodowska supo encontrar la #Ligereza.

 

Quién pudiera perder peso como ella y volar. Flotar ingrávida en el tiempo, que es una manera de rozar la eternidad. Vivir en la suprema gracia del aquí y el ahora… Y ahora dime: ¿No has sentido nunca la insidiosa tentación de dejar de ser quien eres? ¿De liberarte de ti mismo? Pero no hace falta ser tan drástico con Wakefield [personaje protagonista de un relato]: bastaría con ir soltando lastre. Con irte desnudando de las capas superfluas. Fuera la dictadura de #HacerLoQueSeDebe. Adiós a la #Ambición esclavizante y a la inseguridad torturadora (estas dos son pareja). Se acabó la #Culpabilidad y el ciego mandato de #HonrrarALosPadres.”

 

Películas y libros mencionados en la reunión

 

Por motivos varios, durante la reunión algunas componentes del grupo recomendaron los siguientes recursos:

 

Enlaces relacionados

Entrevista de María Lillo a Hélenè Langeving-Joliot en el diario ‘El País’. Física nuclear, la nieta de Marie Curie, de 86 años, sorprende por su vitalidad y sus ganas de transmitir lo que sabe, según la autora de la entrevista: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/04/25/actualidad/1398445342_458886.html

Otros libros de la autora en el Centro de Documentación María Zambrano

Anuncios

2 Respuestas a “La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero

  1. Revivir el placer de leer. Freco, vivo, auténtico, íntimo, ágil, emocionante… y mucho más. He disfrutado este libro más incluso que la primera vez que lo leí. Y lo volveré a hacer, no sé cuándo. Qué maravilla descubrir libros así, que te acogen como un nido y te remueven como una tormenta; que te hacen vivir más. Todo un placer, como siempre, la reunión del club.

  2. Pingback: 10+1 Libros para celebrar el Día de las Escritoras 2016 | [ generando lecturas ]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s