Diálogos de mujeres sabias, de Fina Sanz


Sesión 35 (jueves 4 de abril de 2013)

fina_sanz

  Fina Sanz


Dialogos_mujeres_sabiasDiálogos de mujeres sabias / Fina Sanz. — Barcelona : Kairós, 2012. — 229 p. — (Psicología)

Resumen: Trece mujeres en la segunda mitad de la vida se reúnen para hablar de los cambios físicos y emocionales que están experimentando. Dialogan sobre su sexualidad, la espiritualidad, la enfermedad o la vida social que llevan. Cuentan de manera directa, espontánea y sin tapujos cómo viven, qué les pasa, cómo se perciben a sí mismas y al mundo.

El libro surge de un proyecto desarrollado y coordinado por Fina Sanz desde la Fundación Terapia de Reencuento, según la cual no se trataba de compartir la experiencia de la menopausia, porque el sentir de las mujeres en esta etapa no se reduce a este proceso, sino de expresar también lo que casi no se dice respecto de este periodo de la vida, de los nuevos retos y oportunidades que se presentan, de los duelos que hay que asumir, de qué se puede hacer con todo lo aprendido a lo largo de los años, encontrando un espacio de escucha interior para distinguir lo verdadero de lo superficial, para redescubrir los valores que permiten estar más en conexión de cada cual con su propio ser y con el resto del mundo.

(Lote de 20 ejemplares del libro disponible para su préstamo en el Centro de Documentación María Zambrano, del Instituto Andaluz de la Mujer).

Valoración

Como era de esperar por la terapeuta que ha conducido el grupo, Fina Sanz, los cuatro temas que estructura las diferentes sesiones -cambios físicos, cambios emocionales, sexualidad, espiritualidad, vida social- son verdaderamente interesantes, más para las mujeres que estamos ya en la segunda mitad de nuestras vidas y tenemos otros temas importantes -trabajo, sustento económico, etc.- más o menos resueltos (si bien no es el caso de otras muchas mujeres, desafortunadamente, más en la situación de incremento acelerado de la desprotección social que estamos viviendo en la actualidad).

Cada una de las mujeres participantes en las sesiones y por lo tanto en la obra tiene voz propia y comparte con las otras -y con nosotras, sus lectoras- parte de su gran sabiduría. Veamos por ejemplo, qué dice de sí Rosalía (nombre figurado) al presentarse:

“soy una mujer alegre y pragmática, con cuerpo menudo, rostro afable y mente abierta. Tengo 55 años y desde muy joven me he movido para buscarme la vida, superarme y avanzar… hace bastantes años que vivo sola, teniendo la amistad cimientos sólidos en mi vida. Mis manos son cálidas y mi corazón apasionado, me ilusióno fácilmente y disfruto de la naturaleza, de las pequeñas cosas, de la belleza, del humor. Amo la vida y trato de vivirla con sencillez, responsabilidad y respecto.”

Y, más adelante, en el capítulo dedicado a los cambios físicos:

“… embellecer la vida, embellecer tu casa, las relaciones, tu cuerpo, pero no para estar bonita hacia afuera, sino para estar a gusto en mí.”

O Margarita en la sesión dedicada a los cambios emocionales:

“Si tuviera que describir esta etapa en una palabra, diría que es una etapa vivida de forma muy positiva y con sosiego. Es algo muy presente en mi vida, y es curioso porque toda mi vida ha sido un poco mi caballo de batalla. He sido una persona muy visceral, muy emotiva. Siempre echaba de menos tener la suficiente serenidad y calma para abordar cualquier situación de exigencia, de conflicto. Y ahora me doy cuenta de que esto me ha venido dado, me lo encuentro sin perseguirlo, de manera que eso me permite vivirlo todo de una forma diferente, más plena, con más conciencia…”

Seguiría poniendo citas hermosas pero mejor leer la obra, que finaliza con reflexiones de Fina sobre los temas tratados, concluyendo, por ejemplo, que

El envejecimiento del cuerpo es un proceso gradual y progresivo, y el cómo se van viviendo los cambios en la maduraz depende en buena parte de la actitud frente a la vida”

o que

“… hay que utilizar el cuerpo como herramienta, y, en ese sentido, cuidarlo y amarlo para que el proceso de involución sea lo más lento posible y mantengamos el máximo de nuestra vitalidad.

Hay alguna mujer que cita que el cuidado lo hace a través de la alimentación, el deporte…, pero la mayoría sienten que lo hacen a través de la  autoescucha de las propias necesidades y del respeteo a su propio y nuevo ritmo corporal”.

(Las negritas son las originales del texto).

En cualquier caso, si hubiera que ponerle una pega a estos sabios y bellos diálogos decir que una componente del grupo de lectura comentó que no le había gustado el libro del todo pues pensaba que no empoderaba, quizá un poco porque algunas de las mujeres que hablan parece como que les falte una cierta dosis de vitalidad, algo que no depende tanto de la edad como de la actitud ante la vida de la que habla Fina al final del libro.

Más libros de la autora en el Centro de Documentación María Zambrano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s